Si la Historia Militar o de las Fuerzas de Seguridad, te apasiona. Si la Militaría es tu afición. Si quieres conocer la Historia, sin valorar ideas ni convicciones políticas, sin tendencias, sin manipulaciones. La Historia Militar, sólo la vivida por sus principales protagonistas, los SOLDADOS que la han padecido.



Seguro que te gustará este Blog

SIGUENOS !!



TODOS LOS DÍAS...Y TAN SÓLO EN UNA ÚNICA PÁGINA. PODRÁS CONSULTAR: NOTICIAS PUBLICADAS EN LOS DISTINTOS MEDIOS, HISTORIA,
EFEMÉRIDES, PROTAGONISTAS, ANÉCDOTAS, FRASES......¡TODO SOBRE LA HISTORIA MILITAR!




martes, 24 de febrero de 2015

GAGOMILITARIA NOTICIAS.-RUSIA ESTÁ OFRECIENDO A IRÁN LA VENTA DE MISILES

Rusia ofrece misiles a Irán en plena negociación con Estados Unidos

Los comprados por Teherán quedaron en suspenso en 2010 por las sanciones de la ONU



Un grupo de cadetes junto a sistemas antimisiles S-300 en una exhibición militar en San Petesburgo hoy. / OLGA MALTSEVA (AFP)
Rusia ha ofrecido a Irán misiles antiaéreos Antéi-2500 en lugar de los S-300 que le vendió en 2007 y que ya no fabrica, según ha revelado este lunes Serguéi Chémezov, director general de la corporación estatal de defensa Rostec, durante una vista a Abu Dhabi. Aquel suministro fue suspendido a raíz de las sanciones que la ONU impuso a Teherán en septiembre de 2010 por su programa atómico. Ahora, en la recta final de las negociaciones nucleares entre Irán y las seis grandes potencias, no está claro si el gesto ruso es un incentivo a los iraníes o un mensaje a los países occidentales que recientemente han sancionado a Moscú.

Después de la decisión del Kremlin de cancelar la venta del sistema de misiles S-300, el Gobierno iraní recurrió a la justicia internacional, ya que el contrato se había firmado antes de la resolución sancionadora de la ONU. Pedía una compensación de 4.000 millones de dólares (unos 3.540 millones de euros) ante el Tribunal de Arbitraje de Ginebra. Pero como Rusia ya no fabrica misiles S-300, ahora ha ofrecido los Antéi-2500, que son una versión modernizada de los primeros.
A principios de enero, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigu, estuvo en Teherán, donde trató el asunto. Después de aquella visita, Estados Unidos, a través del portavoz del Departamento de Estado, reiteró que consideraba inaceptable la entrega de misiles a Irán. Los S-300 son un sistema defensivo de cohetes tierra-aire, y lo que temen israelíes y estadounidenses es que sean utilizados para proteger las instalaciones nucleares iraníes en caso de que Tel Aviv o Washington decidieran algún día atacarlas.

La República Islámica, por su parte, insiste en su aspiración a obtener los S-300. “Tenemos la esperanza de que en 2015 nuestros amigos rusos nos suministren ese sistema defensivo”, declaró a mediados de febrero Mehdi Sanai, el embajador iraní en Moscú. Teherán aún no ha reaccionado a la nueva propuesta rusa, de la que hoy lunes se han hecho eco los medios iraníes. “Están pensándolo”, ha dicho Chémezov, que asiste al salón internacional de Defensa IDEX 2015 en Abu Dhabi
El anuncio ruso ha coincidido con la última ronda de negociaciones nucleares entre Irán y las seis grandes potencias, entre las que se incluye Rusia. A nadie se le escapa sin embargo que la posibilidad de un acuerdo se juega entre Teherán y Washington, los jefes de cuyas respectivas diplomacias se han vuelto a reunir en Ginebra. Aunque no se han revelado avances concretos, ambos han transmitido la sensación de que están en el buen camino.

“Las conversaciones han sido serias, útiles y constructivas, en especial con EEUU. Hemos avanzado en algunos asuntos, pero aún queda un largo camino por delante”, ha declarado a la salida el ministro de Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, citado por los medios de su país.

Un mensaje similar ha pasado a los periodistas un alto funcionario estadounidense. De hecho, las conversaciones se reanudarán la próxima semana entre los directores políticos de Irán y las seis potencias (que además de EEUU y Rusia, incluyen a China, Reino Unido, Francia y Alemania).

El objetivo de este esfuerzo diplomático, que ya se prolonga desde el año pasado, es consensuar unos límites al programa atómico iraní que alejen los temores de EEUU y sus aliados sobre su presunto objetivo militar. A cambio, Irán, que siempre ha insistido en el carácter exclusivamente pacífico de su empeño, obtendría el levantamiento de las duras sanciones internacionales que bloquean su economía.

Pero como había recordado poco antes el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, “el tiempo pasa” y, según el plazo que se fijó con Zarif, la fecha límite para lograr el acuerdo político vence el 31 de marzo.

 

No hay comentarios: