Si la Historia Militar o de las Fuerzas de Seguridad, te apasiona. Si la Militaría es tu afición. Si quieres conocer la Historia, sin valorar ideas ni convicciones políticas, sin tendencias, sin manipulaciones. La Historia Militar, sólo la vivida por sus principales protagonistas, los SOLDADOS que la han padecido.



Seguro que te gustará este Blog

SIGUENOS !!



TODOS LOS DÍAS...Y TAN SÓLO EN UNA ÚNICA PÁGINA. PODRÁS CONSULTAR: NOTICIAS PUBLICADAS EN LOS DISTINTOS MEDIOS, HISTORIA,
EFEMÉRIDES, PROTAGONISTAS, ANÉCDOTAS, FRASES......¡TODO SOBRE LA HISTORIA MILITAR!




domingo, 9 de julio de 2017

OPERACIÓN WATCHTOWER (LA BATALLA DE GUADALCANAL) I PARTE



Imagen relacionada 
La Campaña de Guadalcanal, también conocida como la Batalla de Guadalcanal y codificada por los aliados como Operación Watchtower, se desarrolló entre el 7 de agosto de 1942 y el 9 de febrero de 1943 alrededor de la isla de Guadalcanal en el marco del frente del Pacífico de la Segunda Guerra Mundial. Esta campaña militar fue la mayor ofensiva lanzada por los Aliados contra las fuerzas del Imperio del Japón

Soldado de Inganteria del Ejército Imperial, JAPÓN
Resultado de imagen de MARINES EN GUADALCANAL
Soldado de USMC de los EE.UU

 
El 7 de agosto de 1942, fuerzas aliadas, principalmente estadounidenses, iniciaron desembarcos en las islas de Guadalcanal, Tulagi y Florida (Nggela Sule), en el sur de las islas Salomón. Su objetivo era impedir que dichas islas fueran utilizadas como bases desde las que se amenazaran las rutas de suministro entre los Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda. Los Aliados también buscaban utilizar Guadalcanal y Tulagi como bases que pudieran apoyar una campaña que les permitiera capturar o neutralizar las principales bases japonesas en Rabaul, en la Nueva Bretaña. Las fuerzas aliadas abrumaron y superaron en número a las de los defensores, quienes habían ocupado las islas en mayo de 1942, capturando Tulagi y Florida, así como un aeródromo que estaba en construcción en Guadalcanal, renombrado posteriormente como «Campo Henderson».
Sorprendidos por la ofensiva Aliada, los japoneses hicieron varios intentos entre agosto y noviembre de 1942 para retomar el Campo Henderson. Tres importantes batallas en tierra, cinco grandes batallas navales y combates aéreos casi diarios culminaron en la decisiva batalla naval de Guadalcanal de comienzos de noviembre de 1942, en donde un intento por parte de los japoneses de desembarcar tropas para capturar el Campo Henderson falló. En diciembre de 1942 los japoneses abandonaron los esfuerzos para retomar Guadalcanal y evacuaron las tropas restantes el 7 de febrero de 1943.
 Resultado de imagen de MARINES EN GUADALCANAL


La campaña de Guadalcanal fue la primera victoria estratégicamente importante por parte de las fuerzas combinadas de los Aliados en el teatro del Pacífico. Por esta razón, comúnmente se la menciona como un «punto de inflexión» en el Frente del Pacífico. La campaña marcó el comienzo de la transición de los Aliados entre las operaciones defensivas hacia una ofensiva estratégica, mientras que Japón se vio forzado a cesar en su postura ofensiva y se enfocó en estrategias defensivas.

El 7 de diciembre de 1941 fuerzas japonesas atacaron la Flota del Pacífico de los Estados Unidos que se encontraba en Pearl Harbor, Hawái. El ataque inmovilizó la mayor parte de los acorazados de la flota, además de que hizo formal el estado de guerra entre ambos países. Las metas iniciales de los líderes japoneses eran neutralizar la flota estadounidense, controlar territorios que contaran con abundantes recursos naturales, así como establecer bases militares en posiciones estratégicas que defendieran el Imperio del Japón en el Pacífico y Asia. Para asegurar dichos objetivos, los japoneses capturaron Filipinas, Malasia, Singapur, las Indias Orientales Neerlandesas, la isla Wake, las islas Gilbert, Nueva Bretaña y Guam. En la lucha contra Japón se encontraron también los países Aliados, muchos de los cuales fueron atacados por Japón, incluyendo el Reino Unido, Australia y los Países Bajos

 Resultado de imagen de pearl harbor

Dos intentos por parte de los japoneses de mantener la iniciativa estratégica y extender el perímetro defensivo en la parte sur y centro del Pacífico fueron contrarrestados en las batallas navales del Mar de Coral y Midway respectivamente. La batalla de Midway no sólo fue la primera victoria importante de los Aliados en contra de la Armada Imperial Japonesa, sino que además redujo significativamente la capacidad ofensiva de los portaaviones japoneses. En este punto de la guerra los Aliados habían actuado a la defensiva en el Pacífico, pero estas victorias estratégicas les dieron la oportunidad de ganarle la iniciativa a Japón. 

Los Aliados escogieron las islas Salomón (un protectorado de Gran Bretaña), específicamente las islas al norte de Guadalcanal, Tulagi y Florida, como el primer objetivo. La Armada Imperial Japonesa había ocupado Tulagi en mayo de 1942 y había construido una base aeronaval en el lugar. La preocupación creció dentro del mando de los Aliados cuando a principios de julio de ese mismo año la flota japonesa comenzó a construir un gran aeródromo en Punta Lunga situado junto a la costa norte de Guadalcanal. Para agosto los japoneses contaban con 900 efectivos navales en Tulagi y las islas cercanas y 2800 hombres (de entre los cuales 2200 eran especialistas en construcción coreanos y japoneses) en Guadalcanal. Estas bases, en caso de completarse, protegerían la base principal en Rabaul, amenazarían las líneas de suministro y comunicación de los Aliados y servirían como bases para la ofensiva planeada como Operación FS, la cual tenía como objetivo Fiyi, Nueva Caledonia y Samoa. Los japoneses planeaban enviar 45 cazas y 60 bombarderos a Guadalcanal una vez que el aeródromo estuviera concluido, aeronaves que proveerían apoyo aéreo a las fuerzas navales que avanzaran a través del sur del Pacífico. 

El plan de los aliados para invadir las islas Salomón fue concebido por el almirante Ernest King, Comandante en Jefe de la flota estadounidense, quien propuso que se imposibilitara su uso a los japoneses para así evitar que las rutas de suministro entre Estados Unidos y Australia se vieran amenazadas. Con el consentimiento tácito de Roosevelt, King también promovía una invasión a Guadalcanal. Cuando el general George C. Marshall se opuso a esta línea de acción y cuestionó quién comandaría la operación, King aseguró que los Marines y la Armada podían llevar a cabo esta operación e instruyó al almirante Chester Nimitz para que comenzara con la planificación preliminar. El plan de King fue aceptado, por lo que la invasión se desarrolló con el apoyo de los jefes del Estado Mayor. 



La campaña en Guadalcanal se desarrollaría en conjunto con una ofensiva aliada en Nueva Guinea, comandada por Douglas MacArthur y cuyo objetivo era capturar las Islas del Almirantazgo y el Archipiélago de Bismarck, incluyendo la base japonesa en Rabaul, para después proceder a la reconquista de Filipinas. El Estado Mayor Conjunto de los Estados Unidos creó el teatro del Pacífico Sur, con el vicealmirante Robert L. Ghormley al mando de la ofensiva en las Salomón, tomando el cargo el 19 de junio de 1942. El almirante Chester Nimitz, con base en Pearl Harbor, fue designado como Comandante en Jefe para las fuerzas del Pacífico.


El aeródromo de Punta Lunga, Guadalcanal, en construcción por parte de trabajadores coreanos y japoneses en julio de 1942.

Preparándose para la próxima ofensiva de mayo de 1942, el mayor general de los Marines Alexander Vandegrift recibió la instrucción de trasladar a la 1.ª División hacia Nueva Zelanda. Otras unidades terrestres, marítimas y aéreas fueron enviadas a Fiyi, Samoa, Nuevas Hébridas y Nueva Caledonia para establecer bases. La isla de Espíritu Santo y las Nuevas Hébridas fueron escogidas como Cuartel General y base principal para las operaciones de la ofensiva, con código aliado «Operación Watchtower», y cuyo comienzo estaba planeado para el 7 de agosto de ese año. Inicialmente la ofensiva sólo incluía Tulagi y las islas Santa Cruz, omitiendo Guadalcanal, aunque después de que el servicio de reconocimiento de los Aliados descubrió la construcción de un aeródromo en Guadalcanal, la captura de éste se añadió al plan, dejando a un lado Santa Cruz.
Aunque los japoneses estuvieron al tanto de un movimiento a gran escala en la parte sur del Pacífico, se concluyó que los Aliados intentaban reforzar Australia y quizá Port Moresby en Nueva Guinea. 

La fuerza de la operación Watchtower, que contabilizaba 75 buques de guerra y de transporte (incluyendo embarcaciones tanto de los Estados Unidos y Australia), se reunió cerca de Fiyi el 26 de julio, donde participó en un desembarco de simulacro antes de partir hacia Guadalcanal el 31 de julio. El comandante de la fuerza expedicionaria era el vicealmirante Frank Fletcher (quien tenía por buque insignia el portaaviones USS Saratoga). Comandando las fuerzas anfibias se encontraba el contraalmirante Richmond K. Turner. Vandegrift estuvo al mando de los 16 000 soldados aliados de infantería designados para el desembarco. 

Desembarcos

Rutas de las fuerzas anfibias de los Aliados durante los desembarcos en Guadalcanal y Tulagi del 7 de agosto de 1942.

El mal tiempo permitió a las fuerzas expedicionarias aliadas llegar a las cercanías de Guadalcanal la mañana del 7 de agosto sin ser vistos por los japoneses. Las tropas de desembarco se dividieron en dos: el primer grupo asaltó Guadalcanal, mientras que el segundo grupo arribó a Tulagi, Florida y las islas cercanas. Los barcos de guerra de los Aliados bombardearon las playas mientras que aeronaves atacaron las posiciones japonesas que se encontraban en las islas, además destruyeron quince hidroaviones que se encontraban en su base cerca de Tulagi. 

Tulagi y dos pequeñas islas cercanas, Gavutu y Tanambogo, fueron asaltadas por 3000 Marines de los Estados Unidos. El personal de la Armada Imperial Japonesa, a cargo de la base naval y de los hidroaviones, resistió ferozmente los ataques. Con cierta dificultad los Marines aseguraron las tres islas: Tulagi el 8 de agosto y Gavutu y Tanambogo el 9. Mientras que en el bando de los japoneses murieron prácticamente todos los defensores, 122 Marines resultaron muertos. 

En contraste con Tulagi, Gavutu y Tanambogo, los desembarcos en Guadalcanal encontraron mucha menos resistencia. A las 09:10 del 7 de agosto, Vandergrift y 11 000 Marines arribaron a la costa norte de Guadalcanal, entre Punta Koli y Punta Lunga. Avanzaron a través de Punta Lunga y no encontraron resistencia (aunque si padecieron una recia lluvia tropical), deteniéndose para pasar la noche a unos 910 metros del aeródromo de Punta Lunga. Al día siguiente, los Marines avanzaron por todo el río Lunga y alrededor de las 16:00 capturaron el aeródromo sin encontrar resistencia. Las unidades navales de construcción, así como las tropas de combate que estaban bajo el mando del Capitán Kanae Monzen habían huido debido al bombardeo de los barcos de guerra y aviones, abandonando el área y dejando comida, suministros, equipo de construcción, vehículos, así como trece muertos, refugiándose a 4,8 kilómetros al oeste del río Matanikau y al área de Punta Cruz. 

Marines de los Estados Unidos llegan a la orilla de Guadalcanal el 7 de agosto de 1942.

Durante las operaciones de desembarco del 7 y 8 de agosto, aeronaves japonesas pertenecientes a la Armada y estacionadas en Rabaul, bajo el mando de Sadayoshi Yamada, atacaron a las fuerzas anfibias en varias ocasiones, incendiando el barco de transporte George F. Elliot (que se hundió un par de días después) y dañando gravemente el destructor USS Jarvis. Esos mismos días los japoneses perdieron 36 aeronaves contra 19 de los estadounidenses, incluyendo 14 tripulantes de portaaviones.
Preocupado por la pérdidas de aeronaves y por lo tanto de su fuerza de ataque, así como la amenaza que supondrían más ataques aéreos japoneses y la cantidad de combustible disponible para las naves, Fletcher decidió retirarse del área de las Salomón la tarde del 8 de agosto, aún cuando menos de la mitad de los suministros y equipo pesado que requerían las tropas en tierra habían sido desembarcados. Turner planeaba desembarcar la mayor cantidad de suministros que se pudiera durante la noche, para luego salir con sus barcos durante la mañana siguiente, 9 de agosto. 

Esa noche, mientras los transportes eran descargados, dos grupos de destructores bajo el mando del Contraalmirante británico Victor Crutchley fueron sorprendidos y derrotados por una fuerza de siete cruceros y un destructor japonés pertenecientes a la 8.ª Flota con base en Rabaul y Kavieng y comandados por el Vicealmirante Gun'ichi Mikawa. Un crucero australiano así como otros tres estadounidenses fueron hundidos, además de que otro crucero y otros dos destructores resultaron dañados durante la batalla de la isla de Savo. Los japoneses sufrieron daños moderados en un crucero. Mikawa, quien desconocía que Fletcher se retiraba con sus portaaviones, inmediatamente se retiró a Rabaul sin intentar atacar las desprotegidas naves, ya que estaba preocupado por los ataques diurnos de los portaaviones si permanecía en la zona. Turner se retiró con todas las fuerzas navales restantes por la tarde del 9 de agosto, dejando a los Marines en tierra con poco equipo pesado, provisiones y con tropas aún en los barcos de transporte. Sin embargo, la decisión de Mikawa de no atacar los barcos de transporte Aliados cuando tuvo la oportunidad fue a la larga un error estratégico crucial.
Operaciones iniciales

Defensas iniciales alrededor del aeródromo en Punta Lunga, Guadalcanal, el 12 de agosto de 1942.

Los 11 000 Marines en Guadalcanal inicialmente se concentraron en formar un perímetro defensivo alrededor de Punta Lunga y el aeródromo, mover los suministros desembarcados dentro de dicho perímetro y finalizar la construcción del aeródromo. En cuatro días de intenso esfuerzo, los suministros fueron llevados desde la playa hasta distintos depósitos dentro del perímetro. El trabajo para culminar el aeródromo comenzó inmediatamente, principalmente mediante el uso del equipo que habían capturado a los japoneses. El 12 de agosto el aeródromo fue nombrado Campo Henderson en honor al piloto Lofton R. Henderson, que había muerto durante la batalla de Midway. Para el 18 de agosto el aeródromo ya se encontraba listo para la operación. Durante el asalto se había desembarcado suficiente comida para cinco días, pero gracias a las provisiones capturadas a los japoneses, los Marines contaban con suficiente comida para catorce días. Con el objetivo de conservar las provisiones, las tropas se vieron limitadas a dos comidas por día. Las tropas Aliadas pronto se enfrentaron a la disentería posterior al desembarco, y para mediados de agosto uno de cada cinco efectivos estaba enfermo a causa de este mal. A pesar de que algunos de los trabajadores coreanos se rindieron ante los Marines, la mayoría del personal restante de los japoneses se reunió al este del perímetro de Lunga, en la rivera oeste del río Matanikau, alimentándose básicamente de cocos. Otro puesto naval japonés se encontraba en Punta Taivu, alrededor de 35 kilómetros al este del perímetro de Lunga. El 8 de agosto, un destructor japonés proveniente de Rabaul arribó con 113 elementos para reforzar la posición en el Matanikau. Imagen relacionada


Durante la tarde del 12 de agosto, una patrulla de Marines compuesta por 25 soldados (casi todos ellos personal de inteligencia) y liderados por Frank Goettge, desembarcó al oeste del perímetro de Lunga, entre Punta Cruz y el río Matanikau, en una misión de reconocimiento con el objetivo secundario de contactar un grupo de tropas japonesas que las fuerzas estadounidenses creían estaban listos para rendirse. Poco después de que las tropas bajaron del bote en que se transportaban, un pelotón japonés los atacó y los barrió casi completamente. En respuesta, el 19 de agosto Vandergrift envió tres compañías del 5.º Regimiento de Marines para atacar las tropas japonesas que se encontraban al oeste del Matanikau. Una compañía atacó a través del banco de arena en la boca del río, mientras que otra avanzó 1000 metros tierra adentro, donde atacó tropas japonesas que se encontraban en el poblado Matanikau. La tercera compañía desembarcó más al oeste y atacó el poblado de Kokumbuna. Después de ocupar brevemente los dos poblados, las tres compañías regresaron al perímetro, perdiendo cuatro hombres mientras que en el bando japonés se contabilizaron 65 bajas. Esta acción, en ocasiones conocida como «Primera batalla del Matanikau», fue la primera de varias acciones a lo largo del Matanikau durante la campaña. 

 Imagen relacionada

El 20 de agosto, el portaaviones de escolta USS Long Island arribó con dos escuadrones de aeronaves destinadas al Campo Henderson, un escuadrón de 19 cazas Grumman F4F Wildcat y un escuadrón de 12 bombarderos SBD Dauntless. Los aviones estacionados en el Campo Henderson fueron conocidos como «Cactus Air Force» (CAF) por el código aliado utilizado para referirse a Guadalcanal. Los pilotos entraron en acción al día siguiente, bombardeando casi diariamente las posiciones japonesas. El 22 de agosto cinco P-39 Airacobra estadounidenses y sus respectivos pilotos llegaron al Campo Henderson. 


Ataques de los Marines al oeste del río Matanikau el 19 de agosto.

Batalla de Tenaru


Soldados japoneses muertos en el banco de arena de Alligator Creek, Guadalcanal, después de la Batalla de Tenaru.

En respuesta a los desembarcos Aliados en Guadalcanal, el Cuartel General Imperial asignó al 17.º Ejército, el cual estaba al mando del Teniente General Harukichi Hyakutake, la tarea de reconquistar Guadalcanal. Las tropas iban a recibir el apoyo de unidades navales, incluyendo la Flota Combinada al mando de Isoroku Yamamoto, del cuartel general en Truk.

El 17.º Ejército había estado hasta el momento involucrado en la campaña de Nueva Guinea y tenía pocas unidades disponibles. De éstas, la 35.ª Brigada de Infantería bajo el mando del Mayor General Kiyotake Kawaguchi se encontraba en Palau, el 4.º Regimiento de Infantería se encontraba en Filipinas y el 28.º Regimiento de Infantería, al mando del Coronel Kiyonao Ichiki, se encontraba a bordo de barcos de transporte en Guam. Las distintas unidades comenzaron a moverse hacia Guadalcanal vía Truk y Rabaul inmediatamente, pero el regimiento de Ichiki, que se encontraba más cerca, llegó primero al área. Una unidad de Ichiki, integrada por 917 soldados, desembarcó de los destructores en Punta Taivu, al este del perímetro de Lunga, el 19 de agosto. 
Subestimando la fuerza de las tropas aliadas en Guadalcanal, la unidad de Ichiki realizó un ataque nocturno frontal contra los Marines ubicados en Alligator Creek (también conocido como río Ilu) en el lado este del perímetro de Lunga durante las primeras horas de la mañana del 21 de agosto. El asalto de las tropas de Ichiki fue contenido por los norteamericanos y se contabilizaron muchas bajas, en lo que se conoció como la batalla de Tenaru. Los Marines contraatacaron posteriormente las posiciones japonesas, donde fallecieron más soldados, incluyendo a Ichiki, quien cometió suicidio. En total, de los 917 miembros originales del regimiento de Ichiki, sólo 128 sobrevivieron al combate. Los sobrevivientes regresaron a Punta Taivu, notificando al cuartel general del 17.º Ejército de la derrota y esperaron refuerzos y órdenes desde Rabaul.  Resultado de imagen de Coronel Kiyono Ichiki
 Coronel Kiyono Ichiki


Batalla de las Salomón Orientales




Mientras la batalla de Tenaru estaba terminando, más refuerzos japoneses estaban ya en camino. El 16 de agosto tres transportes salieron de Truk con los 1.400 soldados restantes del regimiento de infantería de Ichiko, además de 500 marines más pertenecientes a la 5.ª Fuerza Especial Naval de Desembarco Yokosuka. Custodiando los transportes se encontraban trece barcos de guerra comandados por el Contraalmirante Raizo Tanaka, quien planeaba desembarcar las tropas en Guadalcanal el 24 de agosto. Para cubrir el descenso de las tropas, así como proveer apoyo al intento de retomar el Campo Henderson, Yamamoto ordenó que Chuichi Nagumo se dirigiera con la fuerza de portaaviones desde Truk el 21 de agosto rumbo a las islas sureñas de las Salomón. La fuerza de Nagumo incluía tres portaaviones (el Ryūjō, el Shōkaku y el Zuikaku)43 así como otros 30 barcos de guerra. 

Simultáneamente tres portaaviones al mando de Fletcher (el USS Saratoga, el USS Enterprise y el USS Wasp) se acercaron a Guadalcanal para contrarrestar los esfuerzos ofensivos de los japoneses. Durante el 24 y 25 de agosto las dos fuerzas de portaaviones se enfrentaron durante la batalla de las Salomón Orientales, que dio como resultado que ambas flotas se retiraran del área después de recibir daño. Los japoneses perdieron además al Ryūjō. El convoy de Tanaka, después de recibir daño severo luego de un ataque aéreo por parte de aeronaves provenientes del Campo Henderson así como el hundimiento de uno de sus barcos de transporte, se vio forzado a retirarse hacia las islas Shortland en las Salomón del norte para transferir las tropas sobrevivientes a destructores que más tarde los devolverían a Guadalcanal.

Sigue.....


                                  EDICION Y ARCHIVO FOTOGRAFICO 



No hay comentarios: