Si la Historia Militar o de las Fuerzas de Seguridad, te apasiona. Si la Militaría es tu afición. Si quieres conocer la Historia, sin valorar ideas ni convicciones políticas, sin tendencias, sin manipulaciones. La Historia Militar, sólo la vivida por sus principales protagonistas, los SOLDADOS que la han padecido.



Seguro que te gustará este Blog

SIGUENOS !!



TODOS LOS DÍAS...Y TAN SÓLO EN UNA ÚNICA PÁGINA. PODRÁS CONSULTAR: NOTICIAS PUBLICADAS EN LOS DISTINTOS MEDIOS, HISTORIA,
EFEMÉRIDES, PROTAGONISTAS, ANÉCDOTAS, FRASES......¡TODO SOBRE LA HISTORIA MILITAR!




miércoles, 12 de julio de 2017

ACTUALIDAD: SE CONFIRMA LA MUERTE DEL CALIFA DE DAESH ABU BAKE AL BAGDADI


Daesh encaja un nuevo golpe con la difusión de la muerte del «califa» Bagdadi

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos lo confirma y el grupo mantiene silencio
Miembros de la Policía Federal celebran la caída de Mosul entre las ruinas de la Ciudad Vieja
Miembros de la Policía Federal celebran la caída de Mosul entre las ruinas de la Ciudad Vieja - Reuters
Mikel Ayestaran Corresponsal En Jerusalén - Actualizado: Guardado en: Internacional
Apenas 24 horas después de que las autoridades de Irak proclamaran la victoria militar definitiva en Mosul, que vivió su primera jornada de los últimos tres años libre del «califato», el grupo yihadista Daesh podría haber sufrido otro gran golpe. Varios medios iraquíes, como la cadena Al Sumaria, informaron de la muerte del «califa», Abu Baker Al Bagdadi, y aseguraron que Daesh tendría muy avanzadas las gestiones entre su cúpula para elegir a un sustituto.

Al Sumaria citó fuentes próximas a los yihadistas en Tal Afar, ciudad situada a 65 kilómetros al oeste de Mosul, próxima a la frontera con Siria, en la que Daesh tiene su nuevo cuartel general tras la pérdida de Mosul.

Estas fuentes aseguraron que una vez difundida la noticia de la muerte del «califa» se produjeron altercados entre sus más fieles seguidores y algunas voces críticas. Anoche Daesh no había emitido comunicado alguno sobre un tema tan importante, tal y como suele hacer cuando fallece alguno de sus hombres fuertes.

No es la primera vez que se especula con la muerte de Al Bagdadi, pero en esta ocasión, además de los medios iraquíes, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) también aseguró que estaba en condiciones de «confirmar» su fallecimiento, aunque no aportó detalles al respecto.
A mediados de junio Rusia informó de que el «califa» podría haber muerto en un bombardeo que realizaron sus aviones el 28 de mayo a las afueras de Raqqa, bastión del grupo en Siria que ahora está rodeado por las fuerzas kurdo árabes que respalda EE.UU., en una reunión de mandos del grupo extremista.

Irán, poco más tarde, corroboró esta información del Kremlin, pero fuentes oficiales iraquíes consultadas por la agencia Reuters señalaron que esta mezcla de líder religioso y militar, que lidera el «califato» desde su proclamación en el verano de 2014, nunca habría llegado a cruzar la frontera siria.

En la sombra

De ese verano de hace tres años datan las únicas imágenes que se han difundido del cabecilla, cuando dirigió la oración del viernes en la mezquita de Al Nuri, ahora reducida a escombros por sus propios seguidores en la ciudad vieja de Mosul, para pedir a los musulmanes «obediencia».
Desde entonces se ha erigido como un líder totalmente en la sombra y, exceptuando un mensaje de voz para pedir a los suyos fuerza y resistencia en Mosul ante la ofensiva que acaban de empezar las fuerzas iraquíes con apoyo de la coalición internacional, permanece oculto.

Ese mensaje sonoro e imposible de verificar se difundió en noviembre a través de Al Furqan, medio de comunicación afiliado a Daesh; desde entonces no ha roto el silencio. Esta forma de actuar le ha valido el sobrenombre entre los suyos de «fantasma».

Su paradero es una incógnita, pero los expertos consideran que su posible pérdida «tendrá un efecto menor en la amenaza que supone Daesh para la seguridad global», ya que «el grupo no se ha construido en torno a una persona, sino que está diseñado como organización global con distintas wilayat o provincias», según el último artículo sobre Daesh publicado por el analista de Colin P. Clarke en Foreign Policy.

Estados Unidos ofrece 25 millones de dólares por su cabeza o por pistas que puedan dar con él y, ante estos últimos rumores aparecidos en la prensa iraquí y el OSDH, el Pentágono se limitó a informar que no tiene constancia de la muerte Al Bagdadi.

ABC 

--------------------------------------------------------------

A FONDO 


Mugshot of Abu Bakr al-Baghdadi, 2004.jpg

Abu Bakr al-Baghdadi (Samarra, 28 de julio de 1971 - ¿? de 2017) fue un abogado, teólogo, político, militar y autoproclamado califa del Estado Islámico.

Su nombre secular es Ibrahim Awwad Ibrahim Ali al-Badri al-Samarrai (ابراهيم عواد ابراهيم علي البدري السامرائي ʔIbrāhīm ʕĀwad ʔIbrāhīm ʔal-Badrī ʔal-Sāmarrāʔī). El líder terrorista se autoproclamó nuevo califa de todos los musulmanes, exigiendo obediencia a los musulmanes de todo el mundo. Eligió el nombre de guerra Abu Bakr al-Siddiq, el primer califa del Islam, suegro de Mahoma, y a su vez el iniciador de la serie llamada de los califas ortodoxos.

La revista estadounidense Time lo considera el hombre más peligroso del mundo, y el diario francés Le Monde como el sucesor de Osama Bin Laden. El diario británico The Guardian lo comparó con el pastor Jim Jones, que condujo a casi mil de sus seguidores a un suicidio colectivo en Guyana en 1978. El Departamento de Estado de los Estados Unidos ofrece una recompensa de 10 millones de dólares por información viable que lleve a su captura o muerte. Lo supera en la lista de los terroristas más buscados el líder de Al Qaeda, Aymán al-Zawahirí.

En noviembre de 2014, la revista Forbes lo incluyó por primera vez en el listado de las personas más poderosas del mundo, ocupando el puesto 54.

FORMACIÓN

Al-Baghdadi tiene un doctorado en estudios islámicos por la Universidad de Bagdad y empezó a interesarse por la yihad tras la ocupación estadounidense de Irak en el año 2003.62​ Bagdadí, que nació en Samarra en 1971, se unió a la insurgencia contra la invasión estadounidense en 2003 que derrocó al dictador Saddam Hussein.
En 2004, estuvo detenido durante once meses por las fuerzas estadounidenses en el centro de detención Camp Bucca. Allí estableció relaciones con ex generales del régimen de Saddam Hussein. En diciembre de 2004, fue liberado por una Junta de Revisión y Publicación.

De 2010 a 2013, Estado Islámico formó parte de Al Qaeda. La alianza se rompió tras el cuestionamiento a la autoridad del egipcio Aymán al-Zawahirí, el sucesor de Osama Bin Laden.
Tan sólo un año después de su ingreso, al-Baghdadi se convirtió en el líder de la organización después de que su antecesor fuera asesinado.

Según reveló el diario The Guardian el 18 de marzo del 2015, Abu Bakr al-Baghdadi sufrió un ataque aéreo de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos que lo hirió gravemente mientras se trasladaba con su convoy por una ruta del autoproclamado califato, el vasto territorio que su milicia arrebató a Irak y Siria.

Asimismo, The Guardian afirma que «las heridas de Al-Baghdadi motivaron reuniones de emergencia de los dirigentes de Estado Islámico, que, al principio, pensaban que moriría e hicieron planes para nombrar otro líder»

CALIFA

 Resultado de imagen de Abu Bakr Al Baghdadi

Abu Bakr al-Baghdadi, reunido con un grupo de hombres divididos de al Qaeda, establecieron una suerte de colonias en los territorios de entre Iraq y Siria. En 2013, al-Baghdadi desafió abiertamente el liderazgo de Aymán al-Zawahirí, lider de al Qaeda, y el Estado Islámico de Irak y el Levante se separó de este grupo que fundó el difunto Bin Laden, acción que hizo crecer aún más su fama entre los yihadistas. Algunos señalan que bajo el gobierno de Saddam Hussein ya era un radical, pero otros afirman que después de la invasión de Irak de 2003, al-Baghdadi asumió posturas propias del yihadismo.

El 29 de junio de 2014, Al-Baghdadi fue proclamado califa (jefe de Estado y monarca absoluto) de Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS).

Su primera aparición pública la realizó durante las oraciones del viernes 4 de julio de 2014 en la Gran Mezquita de Mosul según un vídeo colgado en Internet en el que aparece Al-Baghdadi subido a un púlpito.

Abu Bakr al-Baghdadi, se considera califa de Estado Islámico y comandante en jefe. A su vez, le reportan dos lugartenientes, Abu Muslim al Turkmani (fue abatido en Mosul, en agosto de 2015, durante un bombardeo dron estadounidense) y Abu Ali al-Anbari, que fueron antiguos generales del régimen de Saddam Hussein.

Abu Muslim al Turkmani tiene a cargo el territorio de Estado Islámico en el norte de Irak y siete gobernadores bajo sus órdenes. Abu Ali al-Anbari maneja los territorios ocupados en Siria y tiene cinco gobernadores a su cargo. En total este triunvirato gobierna a 8 millones de personas y cuenta con nueve consejos que funcionan en carácter de ministerios.

El consejo superior islámico, el de la Sharia (compuesto por nueve especialistas en la Ley Islámica), el militar, el legal (disputas familiares e infracciones religiosas), el de seguridad, el de inteligencia, el financiero, el de asistencia a los yihadistas y el de medios de comunicación.

El 20 de enero de 2015, el primer ministro iraquí, Haider al Abadi, expresó que al-Baghdadi habría sido herido de gravedad en la ciudad de Al Qaim, como resultado de un bombardeo.

 POLÍTICA

Como adherente a una rama radical del islam suní, Abu Bakr al-Baghdadi ha establecido todos sus decretos en consonancia con dicha ideología no reconociendo la validez de otras escuelas islámicas. En general su política no dista mucho de la de otros líderes islamistas alrededor del mundo, solo distinguiéndose en el uso más radical de la fuerza y una mayor interacción con los medios de información y comunicación por parte de sus seguidores.

Al principio el grupo terrorista estuvo financiado por los reinos de la península arábiga en su enfrentamiento al régimen de Bashar al-Asad en Siria. Sin embargo, a medida que los militantes de Abu Bakr al-Baghdadi conquistaban territorios en Siria e Irak, empezaron a tener una mayor autonomía con altas posibilidades de autofinanciación, merced a los dividendos obtenidos por medio del tráfico de combustible al controlar de forma directa zonas geográficas ricas en petróleo, el tráfico de antigüedades, ​ así como el dinero en efectivo obtenido de los bancos asaltados en las ciudades y pueblos que caen bajo su control. Además de sus recursos económicos, Estado Islámico posee un considerable arsenal bélico arrebatado a las fuerzas armadas sirias e iraquíes.

Al-Baghdadi impuso inmediatamente la ley sharía como línea general de acción. En consecuencia con esto, una de sus primeras decisiones fue ordenar que las mujeres fueran obligadas a cubrir sus rostros, incluso los maniquíes en las tiendas, para no tentar a los hombres con ideas pecaminosas.​
Se informó que una de sus primeras decisiones fue ordenar la mutilación genital femenina para todas las mujeres del califato. ​ Algunos blogueros sugirieron que esta información podría ser falsa y un intento de desacreditar a Estado Islámico. Jenan Moussa, un corresponsal de la emisora Al AAan TV con sede en Dubái, publicó un tuit en el que aseguraba que sus contactos en Mosul no habían oído hablar de un edicto que impusiera dicha práctica.

Otro lineamiento es la intolerancia radical en contra de otros grupos religiosos y comunidades como los cristianos, chiítas, yazidíes, turcomanos y mandeos. ​ Todo aquel considerado infiel que no opta por convertirse al islam, es presa de ejecuciones sumarias y la trata de personas, lo que ha desencadenado un auténtico genocidio de tipo religioso en las zonas bajo su control. Sus casas fueron marcadas, sus bienes robados, las mujeres violadas y los niños asesinados. Se han denunciado decapitaciones de personas, incluyendo niños, que se niegan a la conversión, y la exposición de sus cadáveres en las plazas públicas. ​ Por razones como estas se ha generado un fenómeno de desplazamiento masivo hacia países vecinos, lo que ha desencadenado una grave crisis humanitaria.
Los tribunales islámicos del califato han impuesto la pena capital a diferentes prácticas criminales como la violación a mujeres musulmanas y el robo. De la misma manera han condenado a muerte a las personas señaladas como homosexuales, adúlteras o que han incurrido en blasfemia, situaciones que bajo su óptica también son consideradas como crímenes.

El grupo de Abu Bakr al-Baghdadi ha propiciado un uso extensivo y sofisticado de las redes sociales donde se muestran avances de los logros de la organización, se hacen invitaciones a sumarse a la causa de Estado Islámico, se da una imagen de la cotidianidad de la vida en el califato y se difunden vídeos con ejecuciones de rehenes en respuesta a lo que ellos consideran agresiones de Occidente.Casos mundialmente conocidos fueron las decapitaciones de rehenes occidentales como el fotógrafo James Foley y el periodista Steven Sotloff y Peter Kassig, todos estadounidenses; dos ciudadanos británicos, uno de ellos David Haines, que realizaba tareas para la organización de ayuda humanitaria francesa Acted, y el taxista Alan Henning, que cumplía labores humanitarias para una ONG, así como los fusilamientos en masa de 250 prisioneros del ejército sirio y 300 combatientes kurdos.

También, en un nuevo acto de barbarie ,quemaron vivo dentro de una jaula a un piloto jordano, que había sido hecho prisionero cuando derribaron su caza F-16 durante los bombardeos efectuados por la coalición. Fue insólito que para esta ejecución utilizaron la red social Twitter para que los usuarios pudieran elegir diferentes formas de ejecución.

A su vez, por la prohibición en Facebook y otra redes sociales, los yijadistas crearon y lanzaron recientemente el sitio CalifaceBook para difundir sus acciones militares y propaganda del grupo.

Además del uso de Internet, Estado Islámico emplea métodos propagandísticos tradicionales para sociedades con menos acceso a las tecnologías de la comunicación digital, tal es el caso de la campaña a través de panfletos de 12 páginas escritos en darí y pashtún distribuidos en el norte de Pakistán y Afganistán que busca sumar nuevos reclutas a las filas de Estado Islámico.

Al igual que otros grupos yihadistas, Estado Islámico hace llamados a sus simpatizantes alrededor del mundo para perpetrar acciones individuales y aisladas tras las líneas enemigas. A raíz de la ofensiva en su contra de los aliados occidentales, se ha hecho un llamamiento público a atentar contra la vida de ciudades de los países que forman parte de esta coalición.​ Ecos a este llamado han repercutido en países como Argelia, Canadá y Francia donde individuos y pequeñas células extremistas han perpetrado ataques terroristas para luego reivindicarlos como obedientes a las órdenes de Baghdadi.

HUIDA

Durante la ofensiva iraqui en Mosul en marzo de 2017, el primer ministro de Irak Haider al Abadi dijo que al-Baghdadi escapó de dicha ciudad dejándola en manos de jerarcas militares yihadistas con órdenes para actuar contra la ofensiva llevada a cabo. Además expresó que actualmente se encuentra solo en Siria entre los límites de Irak y Siria, pero dentro de Siria prácticamente solo y sin nadie en quien confiar. 

MUERTE

El 9 de noviembre de 2014, la aviación estadounidense bombardeó la cúpula donde mantenían una reunión líderes del EI, entre los cuales posiblemente se encontraba al-Baghdadi. Por su parte, el Gobierno iraquí asegura que su aviación había bombardeado el día anterior esta región, y que fue ese ataque el que alcanzó a Al-Baghdadi. Además, «destrozaron» un convoy de diez vehículos armados en los alrededores de la ciudad de Mosul en lo que EE. UU. consideró un “encuentro” de líderes de la milicia yihadista wahabita. También alcanzaron la ciudad de Al Qaim, 290 km al oeste, junto a la frontera con Siria.

El 20 de enero de 2015, el Primer Ministro iraquí, Haider al Abadi, afirmó que al-Baghdadi había sido herido de gravedad en la ciudad de Al Qaim, como resultado de un bombardeo, y añadió se salvó «por casualidad y de milagro».

El 23 de abril de 2015, el EI aparentemente confirmó que al-Baghdadi había fallecido a causa de sus graves heridas, infligidas por un bombardeo el 18 de marzo, según la agencia de noticias iraquí Waradana, citada por RIA Novosti. Según la agencia, los terroristas inmediatamente juraron lealtad a su nuevo líder, Abu Alaa Afri, en la ciudad de Tal Afar.

El 16 de junio de 2017, Rusia presumió haber matado a al-Baghdadi en un bombardeo a las afueras de Raqqa la noche del 26 y 27 de mayo de 2017, aunque no hay pruebas concluyentes que confirmen esto. Al-Baghdadi se encontraba con 300 militantes y 30 lideres del ISIS en los suburbios de Al Raqqa. Rusia no puede afirmar su muerte pero cree que al-Baghdadi falleció en dicho bombardeo aunque si confirma que 30 mandos intermedios murieron entre los que figuran el emir de Raqa, Abú al-Hadji, el jefe de seguridad del Estado Islámico, Suleiman al Shauakh y el emir Ibrahim al-Naef la Hadj, que controlaba una de las zonas colindantes con Raqqa
 
 

Hoy se ha confirmado su muerte 

No hay comentarios: