Si la Historia Militar o de las Fuerzas de Seguridad, te apasiona. Si la Militaría es tu afición. Si quieres conocer la Historia, sin valorar ideas ni convicciones políticas, sin tendencias, sin manipulaciones. La Historia Militar, sólo la vivida por sus principales protagonistas, los SOLDADOS que la han padecido.



Seguro que te gustará este Blog

SIGUENOS !!



TODOS LOS DÍAS...Y TAN SÓLO EN UNA ÚNICA PÁGINA. PODRÁS CONSULTAR: NOTICIAS PUBLICADAS EN LOS DISTINTOS MEDIOS, HISTORIA,
EFEMÉRIDES, PROTAGONISTAS, ANÉCDOTAS, FRASES......¡TODO SOBRE LA HISTORIA MILITAR!




domingo, 26 de abril de 2015

MIKLAILOVICH GAVRILOV, EL HÉROE DE LA FORTALEZA DE BREST

Héroe de la Unión Soviética – Piotr Mikhailovich Gavrilov

Veamos hoy la destacada actuación del mayor Gavrilov en el asedio de la fortaleza de Brest, donde resistió luchando contra los alemanes hasta caer por agotamiento muchos días después de que la fortaleza se hubiera rendido.
 
Tan heróico fue Piotr Gavrilov en combate que hasta los alemanes que le capturaron utilizaron su vida  para inspirar a sus propios camaradas. Hijo de una familia campesina tártara, nació en junio de 1900 en la villa de Alvedino, Tartarsakaya, y se unió al Ejército Soviético en 1918, participando activamente en la guerra civil rusa. Gavrilov se graduó en la academia militar de Frunze en 1939 y luchó contra los finlandeses en la Guerra de Invierno.

Cuando los alemanes atacaron la Unión Soviética el 22 de junio de 1941, uno de los obejtivos estratégicos principales de los primeros momentos fue Brest, una antigua ciudadela fortificada situada en el río Bug, cauce de agua que separa Bielorrusia de Polonia. En vanguardia del asalto por sorpresa iba la 45 Infanterie-Division alemana, perteneciente al Heeresgruppe Mitte (Grupo de Ejércitos Centro).
 
El mayor Gavrilov, comandante del 44º Regimiento de Infantería estaba destiando en la fortaleza de Brest cuando comenzó la invasión. No solo eran los defensores superados en número en relación de diez a uno, sino que además numerosos oficiales se encontraban de permiso, pasando el fin de semana en la ciudad. El mariscal de campo von Kluge, al mando del 4 Armee (4º Ejército) alemán se había propuesto doblegar la fortaleza para la hora de la cena.
 
Fortaleza de Brest

Tras una feroz preparación artillera, la infantería alemana se precipitó sobre las murallas exteriores. Los hombres del mayor Gavrilov permanecieron firmes y rechazaron oleadas sucesivas de infantería enemiga. Organizó la asistencia médica a los heridos y corrió de posición en posición, haciéndose cargo del rápido deterioro de la defensa. Otra feroz preparación artillera alemana en la que tomaron parte más de 500 piezas de artillería desde el otro lado del río asoló la fortaleza soviética. Al final del día, el enemigo ya había puesto pie en el recinto de la fortaleza.
 
Bolsas desorganizadas y aisladas de soldados soviéticos lucharon tenazmente contra los invasores. Gavrilov continuó al mando de los restos de su regimeinto, retirándose bajo el fuego a varios lugares en el interior de la fortaleza y continuando la lucha. Aunque el hambre y la sed comenzaba a atormentar a los defensores, los alemanes no conseguían capturarla.
 
El 29 de junio, los frustrados alemanes lanzaron un ultimatum para la rendición. Cuando éste cayó en oídos sordos, los germanos atacaron Brest con bombarderos en picado y carros de combate. El mayor Gavrilov se refugió en un escondite junto con su ayudante. Días después de que la fortaleza cayera, los dos hombres se toparon con una docena de supervivientes. Se escondían durante el día y disparaban a los alemanes de noche.
 
Defensa de Brest 1941.

Los exhaustos soldados fueron sorprendidos un día por una patrulla enemiga, a lo que siguió un rápido intercambio de disparos. Solo Gavrilov y otros dos sobrevivieron al encuentro. Estaban completamente rodeados y esperaban su final para el día siguiente. Esa noche, los tres hombres se dirigieron a la puerta principal donde se localizaba el campamento principal enemigo. Se estrecharon las manos, se despidieron, lanzaron granadas a unos soldados alemanes reunidos en torno a una fogata, y luego arrancaron a correr. En la confusión, Gavrilov escapó del fuerte, pero no pudo cruzar el río.
 
Regresó de nuevo a la fortaleza y encontró refugio en unas caballerizas, escondiéndose bajo un montón de estiércol. Muerto de hambre, Gavrilov se alimentó con pienso y bebió agua del foso. Cinco días después enfermó gravemente. Sus gemidos alertaron a algunos alemanes que comenzaron a revolver el montón de estiércol. Gavrilov disparó su pistola y los alemanes huyeron, para regresar rápidamente con refuerzos.
 
Caracterización de Gavrilov en la películo rusa Brestskaya Krepost

Desde su escondite, Gavrilov disparó a los alemanes y les lanzó algunas granadas. Finalmente, el 23 de julio, un mes después del comienzo de las hostilidades, fue capturado cuando el estallido de una granada lo dejó inconsciente. Asombrados de que alguien hubiera podido sobrevivir durante tanto tiempo, los oficiales alemanes trataron a su prisionero como un preciado trofeo. El mayor Gavrilov pasó el resto de la guerra en un campo de prisioneros hasta que fue liberado en mayo de 1945. Sirvió en el Ejército Rojo hasta 1946, custodiando un campo de prisioneros japonés en Siberia.
 
El 30 de enero de 1957, Piotr Gavrilov fue finalmente condecorado con el codiciado título de Héroe de la Unión Soviética. La concesión de esta distinción, denegada durante mucho tiempo a prisioneros de guerra, solo fue posible tras la muerte de Stalin. Gavrilov murió el 26 de enero de 1979, y fue enterrado en el cementrio que hay en las depedencias de la fortaleza de Brest.

 

No hay comentarios: