Si la Historia Militar o de las Fuerzas de Seguridad, te apasiona. Si la Militaría es tu afición. Si quieres conocer la Historia, sin valorar ideas ni convicciones políticas, sin tendencias, sin manipulaciones. La Historia Militar, sólo la vivida por sus principales protagonistas, los SOLDADOS que la han padecido.



Seguro que te gustará este Blog

SIGUENOS !!



TODOS LOS DÍAS...Y TAN SÓLO EN UNA ÚNICA PÁGINA. PODRÁS CONSULTAR: NOTICIAS PUBLICADAS EN LOS DISTINTOS MEDIOS, HISTORIA,
EFEMÉRIDES, PROTAGONISTAS, ANÉCDOTAS, FRASES......¡TODO SOBRE LA HISTORIA MILITAR!




martes, 17 de febrero de 2015

D.A.K MANUAL DE LUCHA EN EL DESIERTO

Afrika Korps, combate y supervivencia en África sobre el terreno



Una modesta recopilación para hacerse una idea de las tácticas y supervivencia empleadas por el célebre Afrika Korps en un teatro de operaciones tan inhóspito como fue África, un auténtico reto logístico para ambos bandos. Muchas de ellas fueron también imitadas por los aliados cuando EEUU se unió a la guerra y empezaron a disponer de mejores medios.

Para una visión mucho más profunda de las tácticas en el desierto recomiendo:
Osprey – Elite 162 – World War II Desert Tactics
1.PLANIFICACIÓN
Rommel y Bayerlein en el asedio de Tobruk, abril 1942
File:Bundesarchiv Bild 101I-784-0203-14A, Nordafrika, Bayerlein, Rommel, Nehring.jpg
Antes de realizar una, salida, operación o reconocimiento, revisad un mapa de la zona, sus poblaciones y accidentes geográficos. Recordad bien los lugares por los que paséis para facilitar el regreso al campamento.
Elige con cuidado tu equipo antes de la operación y descarta todo aquello que no tenga una funcionalidad/peso rentable.
Antes de hacer nada, pide un bombardeo artillero sobre las posiciones enemigas, sobre todo contra sus defensas antitanque. El poder de fuego enemigo puede verse severamente reducido si consideras que el bombardeo ha sido efectivo, dándote ventaja para futuros ataques.
Se debe hacer uso de reconocimiento previo y continuo, primero para identificar la fortaleza de las unidades enemigas y sus posiciones, y después para evaluar en qué medida ha sido suprimido su poder de fuego. En caso de luz verde se procederá con el ataque y si la resistencia encontrada es excesiva se prefiere la suspensión de la operación y una retirada táctica. Un jeep y un copiloto con prismáticos son más que suficiente para un reconocimiento rápido.
Los escasos vehículos que se emplearán en las ofensivas llevarán remolcados cañones antitanque que puedan ser rápidamente desplegados y cojan al enemigo por sorpresa. Los cañones antitanques remolcados además pasarán desapercibidos para el enemigo al viajar en convoy puesto que las nubes de polvo producidas durante el avance dificultan su localización.
File:Bundesarchiv Bild 101I-783-0109-19, Nordafrika, Zugkraftwagen mit Flak.2.jpg

2.VESTIMENTA A UTILIZAR

Evita las insolaciones y mantente vestido, si los tuareg se cubren cuerpo y cabeza completamente, no seas tú menos creyendo que la camisa arremangada y el pantalón corto son la mejor opción para mantenerse fresco. No solo evitarás quemaduras solares sino que facilitará la transpiración si usas pantalón largo y camisa larga (no confundamos el término “cubierto” o “vestido” con el de “abrigado”). Y ante todo mantén toda la cabeza cubierta.
Por último mete los pantalones por dentro de los calcetines para evitar que te entre arena en las botas (el roce con ella te dejará los pies en carne viva).
File:Bundesarchiv Bild 101I-783-0123-27A, Nordafrika, Soldat mit Panzerbüchse.jpg
3.RECUPERACIÓN DE MATERIAL Y RETOS LOGÍSTICOS
La escasez de suministro hace que el equipamiento, en especial los vehículos y el combustible sean un bien escaso.
El agua tampoco abunda, y la ración diaria de agua cae en picado a 2 L diarios por soldado.
En primer lugar el clima en África es nocivo para los vehículos, pues las tormentas de arena pueden reducir la vida útil de los motores otras partes móviles.
Muchas misiones irán orientadas a la inmediata reparación y recuperación de vehículos averiados o abandonados, con vistas a garantizar una aceptable movilidad y mecanización, ante la dificultad de reabastecimiento. Era importante controlar/conquistar/ocupar el terreno donde está el material ya que así los ingenieros podrían hacer su trabajo y evaluar en un ambiente seguro qué vehículos podrían ser recuperados y cuales no.
Tal era la importancia, que algunas desesperadas reparaciones eran hechas por la noche con los faros encendidos, desafiando el riesgo de un ataque enemigo.
Un tanque Matilda británico reutilizado por el Afrika Korps
File:Bundesarchiv Bild 146-1971-044-66, Afrika-Feldzug, erbeuteter Panzer.jpg
4.COMBATE EN EL DESIERTO
Los muros de las casas de adobe son buenos aislantes contra el calor o el frío, y suponen un buen cobijo contra los elementos, pero las balas de fusil pueden atravesarlos con facilidad.
No permanezcas erguido sobre una duna o elevación que no disponga de cobertura, recortará tu silueta sobre el horizonte, convirtiéndote en un blanco fácil.
No permitas que el sol te deslumbre en la dirección a la que debes disparar (cambia de posición). En resumen, utiliza la posición del sol en tu beneficio, atacando desde la dirección en la que este pueda cegar al enemigo, y no seas tú el cegado.
Cuelga latas rellenas de piedras de las alambradas de tu posición para evitar visitas inesperadas durante la noche.
Evita el combate frontal y directo salvo que el poder de fuego enemigo se haya visto mermado. Atrae la atención del enemigo hacia un lugar ventajoso o desde el que poder emboscarlo. Por ejemplo, atraer la atención de tanques enemigos hacia emplazamientos con cañones antitanque.
5.INCURSIONES TRAS LA LÍNEA ENEMIGA
Causa el mayor estrago en el menor tiempo posible tras la línea enemiga contra cualquier objetivo de oportunidad (vehículos, depósitos de combustible), y después retírate antes de que puedan llegar sus refuerzos.
Coloca trampas explosivas de tracción en lugares que atraigan el interés del enemigo, y planta minas en sus líneas de abastecimiento.
Cambia de lugar u orientación los carteles indicativos tras la línea enemiga, este engaño es altamente efectivo en el desierto.
6.PROTEGERSE DEL SOL
No te sientes o acuestes directamente sobre el suelo (está a mayor temperatura que el aire), busca refugio. La mejor opción son construcciones abandonadas por los indígenas, cráteres de artillería, o cavar un nicho en un talud (cuidado con los desprendimientos) o aprovecha otros refugios naturales (riscos, peñascos, hendiduras…). También puedes cavar un hoy lo suficiente mente profundo como para estar completamente dentro, la arena es blanda y fácil de cavar (cuidado con los animales peligrosos que se refugian bajo la arena), y el excedente puede ser usado para un parapeto contra el sol, además la temperatura suele ser varios grados más baja a unos centímetros por debajo del suelo. Si no hay más fuente de sombra, utiliza un poncho o tela de paracaídas (u otros elementos) para cubrir el agujero a modo de toldo, y a su vez puedes poner arena sobre el poncho para evitar que el viento lo vuelque, y también como aislamiento. No solo protege del sol el refugio, sino con la bajada de temperatura durante la noche.
Para prevenir la fatiga y la deshidratación, camina y realiza los mayores esfuerzos (y operaciones ofensivas) en las primeras y últimas horas de luz del día, (en torno a las 9 de la mañana y en torno a las 7 de la tarde, dependiendo de la época del año). Evita aventurarte en las horas medias del día donde el calor y el Sol son más intensos (en torno a las 12 y las 5 de la tarde, dependiendo de la época del año). Las primeras y últimas horas de la noche también son una opción interesante para caminar (la luna y las estrellas proporcionan iluminación suficiente), pero ten cuidado con la fauna autóctona (escorpiones y arañas) ya que lógicamente son más activos a esas horas.
7.ORIENTARSE
Si estás desorientado, utiliza el sol como brújula, veremos el amanecer por el Este y el ocaso por el Oeste. Las elevaciones, riscos, pasos montañosos, etc. proporcionan una excelente vista del entorno desde donde se pueden localizar poblaciones cercanas. La homogeneidad del terreno y la falta de obstáculos, pese a que no ayuda a la orientación sí facilita la visión a larga distancia.
Cuando la luna es creciente (forma de D) sus puntas señalan al este y viceversa (esto siempre que estemos en el hemisferio norte que es lo que nos ocupa). Si hay luna nueva (no visible) buscar la estrella polar para una orientación más o menos rápida.
8.TORMENTAS DE ARENA
Utiliza gafas protectoras (si las tienes) y una bandana (o sustituto) para proteger principalmente la boca y los ojos en caso de tormenta de arena. No mires hacia el sentido desde el que sopla el viento, colócate de espaldas a él y desplázate periódicamente para evitar verte enterrado.
File:Bundesarchiv Bild 101I-785-0285-14A, Nordafrika, Soldat mit Sandschutz.2.jpg
9.HIDRATACIÓN
Depósito de agua potable, que fue utilizado tanto por británicos, como por los alemanes y sus aliados italianos.
File:Bundesarchiv Bild 101I-784-0233-03, Nordafrika, Wasserversorgungsstelle (-).jpg
Cuanto más cerca estés de la costa mediterránea y menos hacia el interior, más fácil será encontrar fuentes de agua (sea bebible o destilable), utiliza este conocimiento en tu provecho.
Utiliza una cantimplora de alta capaciad o dos cantimploras (se recomienda un mínimo de 2 litros por persona al día, algo que no es siempre fácil en este teatro de operaciones). Si tienes poca agua, hierve la que bebas para hacer un té o infusión (especialmente si hay ciertas plantas cerca) y ya de paso potabilizarla, además quitará la sensación de sed y consumiremos mucha menos. Racionar el agua resulta no ser la mejor solución ya que sin una dosis suficiente el cerebro no puede pensar con claridad.
En el desierto los lugareños obtienen su agua de pozos rudimentarios, de los oasis y de los uadís (cauces secos de ríos). Las palmeras de los oasis también son una importante fuente de dátiles.
Las gotas del rocío de la mañana pueden ser atrapadas con recipientes colocados en un agujero cubierto.
Orina solo lo necesario, gran parte de los fluidos corporales ya están perdiéndose en la propia transpiración de la piel.
No bebas orina ni agua salada sin haberla destilado primero mediante evaporación.
Come moderadamente, pues la digestión aumentará el consumo de agua. El ser humano solo puede aguantar un promedio de tres días sin agua, pero puede pasar semanas sin apenas comer.
No tengas la boca abierta ni hables demasiado, e intenta respirar por la nariz.
SCHULLERPEDIA

No hay comentarios: