Si la Historia Militar o de las Fuerzas de Seguridad, te apasiona. Si la Militaría es tu afición. Si quieres conocer la Historia, sin valorar ideas ni convicciones políticas, sin tendencias, sin manipulaciones. La Historia Militar, sólo la vivida por sus principales protagonistas, los SOLDADOS que la han padecido.



Seguro que te gustará este Blog



TODOS LOS DÍAS...Y TAN SÓLO EN UNA ÚNICA PÁGINA. PODRÁS CONSULTAR: NOTICIAS PUBLICADAS EN LOS DISTINTOS MEDIOS, HISTORIA,
EFEMÉRIDES, PROTAGONISTAS, ANÉCDOTAS, FRASES......¡TODO SOBRE LA HISTORIA MILITAR!




domingo, 4 de enero de 2015

GAGOMILITARIA NOTICIAS.-LA POLICÍA DESPIDE A FRANCISCO JAVIER ORTEGA EL POLICÍA MUERTO EN UN FORCEJEO CON UN INMIGRANTE

 La Policía despide entre aplausos al agente muerto en un forcejeo con un inmigrante
 
marta r. domingo@ABC_Madrid / MADRID
Día 03/01/2015 - 17.03h

El director general de la Policía Nacional Ignacio Cosidó entrega, en el complejo de Canillas, la Medalla de Oro al Mérito Policial como reconocimiento póstumo a Francisco Javier Ortega





El silencio y los rostros callados de los miles de agentes de todas las Fuerzas de Seguridad del Estado y de los familiares que han acudido este sábado a despedir a Francisco Javier Ortegahablan más que las palabras. En una breve y sencilla ceremonia religiosa en el complejo policial de Canillas de Madrid se han reunido miles de personas para dar el último adiós al agente de la Policía Nacional, de 28 años, que falleció ayer, en la estación de Embajadores al ser arrollado por un tren tras un forcejeo con un inmigrante al que trataba de identificar. [FOTOGALERÍA: El último adiós de la Policía a Francisco Javier Ortega]
 
El director general de la Policía, Ignacio Cosidó ha impuesto al agente de la Brigada Móvil, a título póstumo, la Medalla de Oro al Mérito Policial, la máxima distintición del cuerpo, por morir en un acto de servicio. Esta no será la única condecoración que reciba Ortega, ya que la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, también propondrá ante el consejo de Gobierno local que le sea concedida la medalla de la Policía Municipal de Madrid.
Durante toda la noche, la familia del agente, huérfano, ha velado el cadáver en el complejo policial de Canillas, donde se instaló la capilla ardiente una vez practicada la autopsia. A la ceremonia no solo han acudido sus compañeros de la Brigada Móvil, sino también miembros de la Policía Nacional, de la Policía Municipal de Madrid y de otras localidades madrileñas como Getafe, San Sebastián de los Reyes, Coslada, Parla, Alcobendas, Pozuelo, Leganés, así como miembros de la Guardia Civil. Sobre las 9.30 horas, el féretro ha sido trasladado de la capilla ardiente al salón de actos, donde ha tenido lugar el acto de entrega de la Medalla al que también ha acudido la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes.
 
Los familiares del joven policía –su hermana, su tía abuela, su abuelo y su prometida– han recibido la bandera nacional y la gorra del uniforme del agente. Tras la homilía, en la que el sacerdote ha destacado que la Policía «no solo es necesaria, sino fundamental para que el mal no acabe con el Estado de Derecho», el cariño hacia el agente se ha materializado en un sonoro aplauso. Los acordes de «La muerte no es el final» han marcado el colofón de la ceremonia.

Después, el coche fúnebre ha emprendido el camino hacia Navarredondilla (Ávila), el pueblo natal de Ortega. El féretro ha sido escoltado en todo momento por decenas de efectivos policiales y por sus más allegados. Precisamente, su novia, con la que se iba a casar en junio, ha agradecido con un gesto amable los vítores de algunos vecinos congregados frente al complejo donde se ha oficiado el funeral.
 
 

Entierro en Navarredondilla

Ortega vivía en Ávila, donde según han explicado a Efe vecinos de Navarredondilla (Ávila), la pequeña localidad en la que se encuentra empadronado y será enterrado mañana, vivía con su pareja, pese a que trabajaba en Madrid. El Consistorio, además de lamentar y condenar lo que considera un «asesinato», ha enviado sus condolencias a los familiares y amigos de Ortega, al mismo tiempo que les ha expresado su «apoyo en estos momentos tan tristes».
«La violencia nunca es la solución de nada», señala el Ayuntamiento de Ávila a través de una nota informativa en la que también ha transmitido su solidaridad hacia los integrantes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, «especialmente en este momento» con los del Cuerpo Nacional de Policía, por su «servicio y entrega a la sociedad española».
Según han confirmado a vecinos de Navarredondilla, el funeral por Francisco Javier Ortega tendrá lugar mañana, domingo, a partir de las 12.30 de la mañana en la iglesia de Santiago en esta localidad de 270 habitantes, situada a 30 kilómetros al sur de la capital abulense. Estas mismas fuentes han reconocido que la muerte del policía hasupuesto un «impacto grande» para los vecinos, ya que era una persona muy conocida y se encontraba empadronado en este pueblo en el que vivió con sus abuelos y su hermana tras morir sus padres cuando eran jóvenes. Según recuerdan, el joven agente solía acudir a Navarredondilla en fiestas y durante las vacaciones.

El supuesto agresor, en estado crítico

En cuanto al inmigrante implicado en el incidente, continúa ingresado en el Hospital Doce de Octubre de Madrid en estado «muy crítico», según ha indicado un responsable médico del centro. Al caer a la vía, sufrió un traumatismo craneoencefálico severo y otros politraumatismos.
Cosidó, ha señalado tras el funeral que el policía murió en un acto que se puede calificar, «a falta de la resolución judicial, como un homicidio». También ha indicado que en los vídeos grabados del suceso y ya supervisados «se ve claramente que hay una intencionalidad en llevarse al agente a la vía del tren y arrojarle cuando un tren estaba aproximándose».
Cosido también ha querido reconocer el trabajo de la Brigada Móvil, a la que pertenecía el agente fallecido, ya que es una de las unidades decanas de la Policía. Su labor, según ha afirmado, hace posible que «cuando cualquier ciudadano coge un barco, tren o autobús, lo pueda hacer en las mejores condiciones de seguridad». «A veces se paga un tributo muy grande: dar la propia vida en aras de los demás».

No hay comentarios: