Si la Historia Militar o de las Fuerzas de Seguridad, te apasiona. Si la Militaría es tu afición. Si quieres conocer la Historia, sin valorar ideas ni convicciones políticas, sin tendencias, sin manipulaciones. La Historia Militar, sólo la vivida por sus principales protagonistas, los SOLDADOS que la han padecido.



Seguro que te gustará este Blog

SIGUENOS !!



TODOS LOS DÍAS...Y TAN SÓLO EN UNA ÚNICA PÁGINA. PODRÁS CONSULTAR: NOTICIAS PUBLICADAS EN LOS DISTINTOS MEDIOS, HISTORIA,
EFEMÉRIDES, PROTAGONISTAS, ANÉCDOTAS, FRASES......¡TODO SOBRE LA HISTORIA MILITAR!




sábado, 22 de noviembre de 2014

EL LOCO DE HESS.......¿O NÖ?

Rudolf Hess, el segundo de Hitler, huyó al Reino Unido en plena guerra
 
Día 20/11/2014 - 06.36h

Intentó presentar a los británicos un plan de paz antes del inicio de la Operación Barbarroja

Rudolf/Hess/Número dos del partido Nazi/Alejandría, 26 de abril de 1894-Berlín, 17 de agosto de 1987.
 
Protagonista de una de las historias más rocambolescas de la Segunda Guerra Mundial, Rudolf Hess era el segundo personaje en importancia en la jerarquía del Partido Nazi y considerado por todos como sucesor de Hitler. A pesar de ello, y de ser el exitoso organizador de los Juegos Olímpicos de Berlín en 1941, en unas circunstancias y motivos nunca aclarados del todo, decidió volar en solitario hacia el Reino Unido para presentar unos supuestos planes de paz, poco antes de que diese comienzo la Operación Barbarroja y Alemania se viese implicada en una guerra en dos frentes, temor y razón argüida a posteriori por Hess para justificar su asombrosa acción.
 
Veterano de la Primera Guerra Mundial en artillería y aviación, combatiente en los Freikorps, antisemita visceral y uno de los nazis primigenios, Rudolf Hess había ostentado prácticamente cualquier cargo que podamos imaginar en la jerarquía nazi y en el Tercer Reich. Sin embargo, su influencia fue decayendo paulatinamente a medida que la guerra avanzaba y para 1941 su relevancia dentro del esfuerzo militar alemán era ya muy relativa. Hess permaneció en cautiverio en Gran Bretaña durante el resto de la guerra. Posteriormente, condenado en los Juicios de Núremberg por crímenes contra la humanidad, permaneció en la prisión de Spandau hasta su muerte por suicidio, también rodeada de polémica.
 
 

No hay comentarios: