Si la Historia Militar o de las Fuerzas de Seguridad, te apasiona. Si la Militaría es tu afición. Si quieres conocer la Historia, sin valorar ideas ni convicciones políticas, sin tendencias, sin manipulaciones. La Historia Militar, sólo la vivida por sus principales protagonistas, los SOLDADOS que la han padecido.



Seguro que te gustará este Blog

SIGUENOS !!



TODOS LOS DÍAS...Y TAN SÓLO EN UNA ÚNICA PÁGINA. PODRÁS CONSULTAR: NOTICIAS PUBLICADAS EN LOS DISTINTOS MEDIOS, HISTORIA,
EFEMÉRIDES, PROTAGONISTAS, ANÉCDOTAS, FRASES......¡TODO SOBRE LA HISTORIA MILITAR!




viernes, 17 de octubre de 2014

24 SOLDADOS NORTEAMERICANOS HICIERON PRISIONEROS A 20.000 ALEMANES

20.000 alemanes se rinden ante solo 24 soldados americanos en Francia

 



Suena a ciencia ficción ¿verdad? ¿Acaso eran mancos estos alemanes? Bueno, en realidad no fue exactamente así (aunque quedaba un titular muy majo en los periódicos) pero no les quitaremos el mérito a los soldados americanos autores de esta hazaña.
 
Todo empezó en septiembre 1944, estamos a orillas del Loira, cerca de Beaugency, Francia. Un grupo de 24 policías militares americanos de reconocimiento del 7 ejército patrullaban la orilla sur del Loira, mientras 20.000 alemanes de la Luftwaffe y Wehrmacht estaban incomunicados en la orilla norte del río.
 
Tras el día D (operación Overlord, el 6 de junio) y los desembarcos del sur de Francia (en la operación Dragoon, en agosto), el general Elster (antiguo comandante de Biarritz) y sus fuerzas se habían retirado desde sus posiciones en la frontera con España con la intención de abrirse camino por las líneas aliadas en Belfort, junto a la frontera Suiza, tal como le habían ordenado el 26 de agosto. Este osado y difícil repliegue alemán debía abarcar un total de 960 km sobre suelo francés hostil.
El 7 ejército norteamericano había cerrado este pasillo por el sur y el 3 ejército por el oeste y norte. Los alemanes, acosados por los partisanos y por la 9ª Fuerza Aérea estadounidense, empezaron a desmoralizarse. El comandante alemán Erich Elster, empezó a pensar entonces en modos de rendir sus fuerzas a los americanos (en vez de a los vengativos franceses), hacia el 8 de septiembre de 1944.
Ese día, el teniente Samuel Magill, lider de esta patrulla de reconocimiento e inteligencia en la orilla sur del Loira envió dos de sus 24 soldados al lado alemán del río. Los otros 22 policías militares fueron divididos en grupos más pequeños para patrullar 65 km al norte y al sur y casi 48 km al este y oeste en la orilla sur.
 
Más tarde, varios miembros del FFI (resistencia francesa) se acercaron a Magill y le informaron que había un comandante alemán que quería negociar solo con americanos. Magill aceptó y se entrevistó con el general Elster, que le propuso que dos batallones americanos cruzaran el Loira y simularan una batalla contra sus tropas para así preservar su honor antes de la capitulación, y así poder afirmar de forma fraudulenta que se había rendido tras luchar. Magill rechazó la oferta de los dos batallones (¡pues no disponía de más fuerzas que de sus 24 hombres!), pero solicitó apoyo de la 9ª Fuerza Aérea, que sobrevoló la zona con gran número de aviones, intimidando a los alemanes mientras se producían las negociaciones. Si se llegaba a acuerdo Magill desplegaría una bandera blanca en su vehículo, y si no había acuerdo, un parche amarillo (lo que indicaba que debían bombardear a los alemanes). El general Elster estaba impresionado por la abrumadora superioridad aérea de los americanos y aceptó proseguir con las negociaciones.
 
El 10 de septiembre, Magill, con su conductor, el soldado primero Ralph Anderson, un oficial belga, y Elster y su ordenanza condujeron por Chateauneuf sur-Cher, que estaba aún bajo control alemán. A la gente le confundió ver una bandera americana y un oficial alemán. Los oficiales prosiguieron a Essaudan, donde se llegó a un acuerdo.
 
Se indicó a Elster que debía llevar su ejército en 3 columnas hacia el río (algunas de sus unidades tendrían que recorrer más de 300 km) y deponer allí sus armas, tras cruzarlo. Como llevaría varios días procesar a los 20.000 alemanes a medida que cruzaban el río, se les permitiría conservar sus armas de mano para defenderse de los partisanos franceses que desconocieran de la existencia del acuerdo. ¿Sería fiel el comandante alemán a su palabra? ¿Sería una locura dejar a 20.000 alemanes sueltos y armados sin más vigilancia que un puñado de indicaciones de cómo y dónde rendirse?
Como el puente había sido volado, los alemanes habían tenido que cruzar el río sobre pontones en columnas de dos. Los 24 americanos montaron cuatro puestos para registrar, desarmar y contar a los 20.000 alemanes que iban llegando al río. Desde las 7 de la mañana hasta el anochecer 18.000 alemanes ya habían sido procesados.
 
El 17 de septiembre 1944, el comandante alemán cumplió su palabra, presentándose sus efectivos en Beaugency ante las fuerzas americanas y entregando su pistola a Robert Macon, el comandante de la 83 división estadounidense.
 
Fuentes
Video de la rendición “oficial y definitiva” ante la 83 división estadounidense:
 
 

No hay comentarios: