Si la Historia Militar o de las Fuerzas de Seguridad, te apasiona. Si la Militaría es tu afición. Si quieres conocer la Historia, sin valorar ideas ni convicciones políticas, sin tendencias, sin manipulaciones. La Historia Militar, sólo la vivida por sus principales protagonistas, los SOLDADOS que la han padecido.



Seguro que te gustará este Blog

SIGUENOS !!



TODOS LOS DÍAS...Y TAN SÓLO EN UNA ÚNICA PÁGINA. PODRÁS CONSULTAR: NOTICIAS PUBLICADAS EN LOS DISTINTOS MEDIOS, HISTORIA,
EFEMÉRIDES, PROTAGONISTAS, ANÉCDOTAS, FRASES......¡TODO SOBRE LA HISTORIA MILITAR!




miércoles, 30 de septiembre de 2015

EL EJÉRCITO DE LOS EE.UU SE VE OBLIGADO A VOLVER A AFGANISTÁN

El avance talibán obliga a EE.UU. a volver a Afganistán

Día 29/09/2015 - 19.02h

Bombardeos norteamericanos ayudan al Ejército a tratar de recuperar Kunduz, la principal ciudad del norte

A Barack Obama se le multiplican los frentes orientales, incluso aquellos que soñaba con cerrar para siempre. La pesadilla de Afganistán, reaparecida ahora al tomar los talibanes Kunduz, la principal ciudad del norte del país, obligó ayer a Estados Unidos a volver a los bombardeos, en pleno proceso de salida de sus tropas del país. Pese a que el empuje yihadista, con tan sólo quinientos combatientes, ha puesto en apuros al Ejército afgano, sus altos mandos confían en recuperar el control de este importante enclave económico en los próximos días.

Coincidiendo casualmente con el primer aniversario de su llegada al poder, el presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, tuvo que comparecer ayer en televisión para pedir a la población «confianza en el Ejército». El sorpresivo asalto de los talibanes a Kunduz, que con sus 300.000 habitantes es la sexta ciudad más poblada del país y un enclave estratégico dentro de Asia central, ha alarmado a los afganos. A sólo 250 kilómetros de la capital, Kabul, se trata del primer centro urbano que recuperan los talibanes desde la invasión norteamericana y la caída de su régimen en 2001, logro que se encargaron de celebrar mediante ruidosas patrullas por las calles de la ciudad durante la tarde del lunes.

Si ya Kunduz había sido objeto de intensos ataques frustrados de los talibanes el pasado verano, en esta ocasión medio millar de insurgentes sorprendieron a las tropas afganas con una rápida incursión en la que lograron hacerse con los principales puntos estratégicos de la ciudad. Entre ellos, la prisión, de la que huyeron 600 presos, muchos de ellos talibanes.

Víctimas

En el transcurso de la ofensiva habrían muerto al menos 16 personas y 172 –de ellas 20 niños y 39 mujeres– habrían resultado heridas, según el recuento llevado a cabo en el hospital. Aunque se esperaba que el número de víctimas fuera mayor.

El coronel norteamericano Brian Tribus aclaró a primera hora de ayer que se había llevado a cabo un solo bombardeo «para eliminar la amenaza de algunas fuerzas» antes del contraataque del Ejército afgano, pero no especificó si las operaciones militares norteamericanas seguirán adelante. Tampoco aclaró el portavoz militar si existe presencia estadounidense o de la OTAN en la zona, aunque la que es en principio base más cercana, en la ciudad de Mazar-i-Sharif, corre a cargo del mando alemán.

La caída de Kunduz del lado talibán ha reabierto en Washington las dudas sobre si Obama podrá cumplir su plan de concluir el repliegue de las tropas estadounidenses en 16 meses, el tiempo que le resta de mandato.

Estados Unidos cuenta en la actualidad con 9.800 soldados, un número que está previsto que siga descendiendo progresivamente hasta finales de 2016. Sin embargo, a pesar del trabajo de adiestramiento y preparación que han llevado a cabo los estadounidenses con las tropas del país, la mayoría de los expertos dudan de la capacidad del ejército afgano de coordinar adecuadamente a sus 350.000 soldados, al carecer de un centro de operaciones y de una probada experiencia de sus altos mandos.

Derrotismo

El senador por Arizona John McCain salió al paso ayer para reclamar al presidente norteamericano que «abandone su peligrosa y arbitraria forma de actuar y aplique un plan para las tropas en Afganistán basado en las condiciones reales sobre el terreno». El portavoz republicano comparó la situación del país y la creciente amenaza talibán con la de Irak y el Estado Islámico, riesgos de los que responsabilizó a Obama.

Pese a la inquietud en Washington y en la propia Kabul, tanto en el Gobierno afgano como en sus altos mandos militares se instalaba la convicción de que volverá a recuperarse en breve este enclave. El ministro de Defensa, Masoom Stankizai, aseguró en la tarde de ayer que «las fuerzas gubernamentales han recuperado ya algunas partes de la ciudad, incluidos el cuartel de la policía y la prisión».

Este optimismo contrasta con la opinión del analista de Seguridad afgano Ali Mohammad Ali, quien afirmó que la toma de Kunduz por los talibanes «es un shock, pero no una sorpresa, ya que cada una de las provincias de Afganistán es tan frágil como lo de la de Kunduz». A ello hay que añadir el golpe de moral que supone para los insurgentes esta súbita victoria, incluso aunque sea temporal, según el experto afgano.

Sin embargo, otras voces como la de Haroun Mir, del Centro de Estudios Políticos de Afganistán, calculan que el Ejército afgano recuperará tarde o temprano la ciudad, porque «los talibanes no están equipados ni tienen armas ni munición suficiente para defender el terreno durante largos periodos de tiempo».

ABC

No hay comentarios: