Si la Historia Militar o de las Fuerzas de Seguridad, te apasiona. Si la Militaría es tu afición. Si quieres conocer la Historia, sin valorar ideas ni convicciones políticas, sin tendencias, sin manipulaciones. La Historia Militar, sólo la vivida por sus principales protagonistas, los SOLDADOS que la han padecido.



Seguro que te gustará este Blog



TODOS LOS DÍAS...Y TAN SÓLO EN UNA ÚNICA PÁGINA. PODRÁS CONSULTAR: NOTICIAS PUBLICADAS EN LOS DISTINTOS MEDIOS, HISTORIA,
EFEMÉRIDES, PROTAGONISTAS, ANÉCDOTAS, FRASES......¡TODO SOBRE LA HISTORIA MILITAR!




viernes, 6 de febrero de 2015

GAGOMILITARIA NOTICIAS.-EL TERROR YIHADISTA HA UNIDO MÁS AÚN A LOS ÁRABES

La barbarie del Estado Islámico que unió a los árabes


Cientos de personas se manifiestan contra el asesinato del piloto...
Cientos de personas se manifiestan contra el asesinato del piloto jordano Muaz Kasasbeh por el IS en Amán Efe
 

Un joven árabe, descrito por su familia como "un musulmán piadoso", arde en un infierno que solo Alá puede dictar. Los fotogramas del martirio del piloto jordano Muaz Kasasbeh han provocado una amplia condena en Oriente Próximo, una región donde la unanimidad resulta inusual, erosionando los apoyos del autodenominado Estado Islámico (IS, por sus siglas en inglés) y reforzando la implicación de los países árabes en la coalición internacional contra los yihadistas.
La última brutalidad firmada por las huestes del califato ha unido en el mismo bando a enemigos irreconciliables: en Siria, por ejemplo, la dictadura de Bashar Asad y la oposición moderada han censurado la ejecución. Una extraña sincronía que también ha sonado en Egipto, donde el régimen de Abdelfatah al Sisi y los Hermanos Musulmanes -que juegan al gato y el ratón desde el golpe de Estado de 2013- han compartido una repulsa voceada por Al Azhar, la institución más prestigiosa del islam suní y pilar de legitimación de la llegada al poder del ex jefe del ejército.
El Estado Islámico -que ha perpetrado salvajes decapitaciones de rehenes occidentales- ha puesto de acuerdo a fuerzas rivales del laberinto árabe recurriendo a una muerte atroz, que los ulemas han reprobado como una acción alejada de la literatura islámica. Muchos árabes han recordado -y con razón- que, desde que naciera al calor del avispero sirio, las principales víctimas del IS han sido los cientos de miles de musulmanes que han tenido que huir, han muerto o viven desde entonces bajo su yugo.

Humillado por sus últimas derrotas en el enclave sirio de Kobane y en suelo iraquí, la organización que dirige Abu Bakr al Bagdadi buscaba dar un golpe de efecto con el dramático final de Muaz, recogido en una cuidada producción audiovisual y proyectado más tarde en los confines del califato. "El IS tiene poco que perder, por lo que se ha preparado para jugar y ha subido la apuesta", declara a EL MUNDO Ganem Nuseibeh, profesor visitante del Kings College de Londres. La reacción de los países árabes y su opinión pública apuntan a que, de momento, han errado.

Unidos contra el terror

En la patria del piloto, su tribu ha cerrado filas en torno al rey Abdalá II, cuya figura ha salido reforzada tras la rápida ejecución de dos yihadistas iraquíes dictada horas después de la publicación del vídeo. Las críticas por la falta de avance en las negociaciones "trampa" del IS han quedado sepultadas por los elogios hacia el monarca. "Las tribus de Jordania apoyan al Gobierno", señaló el miércoles a este diario Jawad Kasasbeh, hermano del militar asesinado.

Lejos de ceder al miedo, el reino hachemita ha anunciado que incrementará su participación en la coalición que bombardea las posiciones del IS en Siria e Irak. Las muestras de repulsa han recorrido la región. Arabia Saudí -cuyos tribunales decretan decapitaciones y donde 21 personas han sufrido la horca en lo que va de año- calificó el asesinato de Muaz de "crimen atroz y brutal". El ministerio de Asuntos Exteriores de Qatar lo tachó, en cambio, de "acto que vulnera los principios tolerantes de la fe islámica, los valores humanos y las leyes y normas internacionales".

Adjetivos similares se escucharon en las cortes de Kuwait, Bahrein o Emiratos Árabes Unidos, un socio clave de Estados Unidos que suspendió en diciembre, tras la captura de Muaz, la participación de su aviación en los ataques aéreos. Su papel era, no obstante, muy limitado: hasta entonces, de los 1022 bombardeos efectuados por la alianza internacional, 943 fueron lanzados por aviones estadounidenses. La denuncia de la violencia del IS también llegó de aliados del presidente sirio Bashar Asad. A través de su televisión, 'Al Manar', la milicia chií libanesa Hizbulá denunció "la más horrenda de las muchas atrocidades cometidas por el IS". Irán, por su parte, lo tildó de "inhumano y anti islámico".

En las trincheras opuestas, la Coalición Nacional de las Fuerzas de la Oposición y la Revolución Siria (CNFORS) -el principal grupo de la oposición en el exilio- condenó el "acto de barbarie". "La sangre de Muaz se ha mezclado con la tierra de nuestra amada Siria y con los restos de cientos de miles de sirios muertos por las bombas de Asad y el IS", declaró el líder de la Coalición, Jaled Joja. Las reprobaciones políticas se unieron a las de ulemas e instituciones religiosas.

"El crimen puede contribuir a erosionar el apoyo del IS entre los árabes, pero depende de cómo los gobiernos y las autoridades árabes respondan. Recuerde que hasta ahora ni una sola autoridad musulmana árabe ha excomulgado al IS", advierte Nuseibeh, incómodo por las réplicas que han reducido el asunto a un debate teológico sobre la herejía de quemar vivo al piloto y por llamadas como las de Al Azhar, que instó a "matar, crucificar o amputar las extremidades" de los yihadistas.

Rastreando las escrituras islámicas

Los cabecillas del IS, sin embargo, han permanecido ajenos a las reacciones. Se han limitado a desempolvar textos islámicos en busca de un subterfugio que pudiera sostener sus actos. Al Bayan, la radio del califato, defendió el miércoles la cremación de Muaz como "castigo por haber quemado musulmanes con el fuego de su avión hasta caer en manos del IS".

El comité del IS encargado de bucear en los textos islámicos -el Corán o la 'sunna' (dichos y hechos del Profeta)- recurrió a citas de antiguos ulemas y las presentó como razones para prender fuego a un "infiel". "El IS está preparado para hallar las referencias necesarias con las que justificar sus acciones más duras. Y aunque los clérigos citen hadices para decir que es inadmisible que una persona sea quemada viva, el IS puede invocar fácilmente otro texto para apoyar sus acciones antes sus partidarios, impermeables a las réplicas", apunta el experto en yihadismo Ayman al Tamimi.

 

No hay comentarios: