Si la Historia Militar o de las Fuerzas de Seguridad, te apasiona. Si la Militaría es tu afición. Si quieres conocer la Historia, sin valorar ideas ni convicciones políticas, sin tendencias, sin manipulaciones. La Historia Militar, sólo la vivida por sus principales protagonistas, los SOLDADOS que la han padecido.



Seguro que te gustará este Blog



TODOS LOS DÍAS...Y TAN SÓLO EN UNA ÚNICA PÁGINA. PODRÁS CONSULTAR: NOTICIAS PUBLICADAS EN LOS DISTINTOS MEDIOS, HISTORIA,
EFEMÉRIDES, PROTAGONISTAS, ANÉCDOTAS, FRASES......¡TODO SOBRE LA HISTORIA MILITAR!




domingo, 22 de febrero de 2015

AMERICAN SNIPER

'El francotirador'

  • El actor se convierte en una máquina de matar en una película bélica de Clint Eastwood basada en la vida de un tirador de élite y por la que es candidato a dos Oscar

 

 
La última película de Clint Eastwood, El francotirador, relata la historia real de Chris Kyle, un militar convertido en leyenda durante la guerra de Irak por sus certeros disparos sobre el enemigo y que perdió la vida de vuelta a casa, cuando se había retirado del servicio para ocuparse de su familia. A Kyle le encarna Bradley Cooper (Philadelphia, Pennsylvania, EEUU, 1975), quien aspira a ganar dos Oscar (como Mejor Actor y a Mejor Película por su papel de productor) esta semana. Cooper ya sabe lo que es optar a la estatuilla dorada, ya que estuvo nominado en los dos años anteriores por El lado bueno de las cosas y La gran estafa americana, respectivamente.

¿Cómo explicaría este papel?

Interpreto al soldado Christopher Scott Kyle en una película que analiza este personaje real y las cosas por las que pasó mientras intentaba mantener un equilibrio entre su vida familiar y su profesión. Hay que recordar que dejó el ejército para ocuparse de su familia...

¿Qué tal es trabajar a las órdenes de un cineasta tan admirado y legendario como Clint Eastwood?

En el rodaje siempre está relajado. Es verdad que Clint te exige estar bien preparado. Pero, al mismo tiempo, tiene un gran sentido del humor y sabe cómo lograr que el plató sea un lugar agradable. Por otro lado, esa preparación que Clint te exige incluye que tú también estés relajado. Por todo ello, la experiencia de estar a sus órdenes es maravillosa. Creo que uno de los motivos por los que logra sacar interpretaciones tan buenas de los actores con los que trabaja es precisamente porque sabe cómo hacer que te sientas a gusto durante el rodaje.

Pero, ¿es cierto que rueda a la primera, sin apenas repetir tomas?

Lo que Clint hace es no perder el tiempo. Nuestro trabajo como actores consiste en estar preparados y, cuando él está convencido de que tiene lo que necesita, sigue adelante. Hay una energía y una vitalidad especial en que los actores entiendan que tienen que hacerlo a la primera. Si algún día dirijo una película intentaré transmitir lo mismo.

Tampoco ensaya mucho...

No, hay que llegar al rodaje listo para meterse de lleno en el papel. Muchas veces, eso es mejor que ensayar algo durante meses y meses.

¿Qué tipo de hombre es Eastwood?

Curiosamente le veo parecido a Chris, mi personaje. Por un lado impone; pero, al mismo tiempo, tiene un gran sentido del humor. Clint economiza sus palabras, pero siempre está a tu lado cuando lo necesitas. En cada escena que ruedas sientes su presencia y su cercanía. Es un hombre tan curioso que de verdad adora su trabajo hasta ser casi como un niño cuando se encuentra detrás de la cámara.

¿Qué tal es Sienna Miller, la actriz que da vida a su mujer en pantalla?

No la conocía antes de este filme, aunque era un gran fan suyo; pero supe de inmediato en cuanto apareció para hacer la prueba que ella debía estar aquí. Una de las mejores cosas que guardo de haber trabajado con ella es su amistad. Ésa es una de las ventajas de este trabajo, que te permite conocer gente y hacer amigos que se mantienen incluso después del rodaje. A lo largo de mi carrera he tenido la suerte de poder trabajar junto a grandes actrices. Y ella está entre las mejores porque es capaz de dejar su vanidad a un lado para meterse de lleno en un personaje vulnerable. Sienna pone su corazón en todo lo que hace. Ha sido un verdadero honor estar a su lado.

¿Cambió de alguna manera el concepto que tenía de la película que estaban haciendo mientras la rodaban?

Descubres muchas cosas mientras ruedas una película, e incluso después, cuando se estrena y otras personas te hablan de ella y de su interpretación de lo que han visto. Lo que siempre tuve claro es que se trataba del estudio de un personaje y de una reflexión acerca de cómo es la vida de un soldado, esté donde esté, y de cómo lidia con esa intensa realidad que vive mientras combina su trabajo con la vida familiar a la que después tiene que volver. Intentamos reflejar lo que todo eso significaba a partir del guion que escribió Jason Hall.

¿Cómo preparó el papel?

Por suerte, contaba con mucha información sobre mi personaje. Además, tuve la suerte de tener a Taya, la viuda de Chris, siempre disponible.

¿Cuánto le ayudó Taya Kyle para poner en pie esta interpretación?

¡Mucho! Uno de los motivos por los que tuve tan buena química con Sienna Miller fue gracias a Taya. Ella nos abrió su vida y no tuvimos que crear nada con nuestra imaginación, sino "tan sólo" limitarnos a absorber la información que ella nos daba. ¡Incluso nos permitió leer todos los emails que ella y su marido se escribieron durante la guerra! Recuerdo que la primera vez que los leí me sentí como si acabara de volver del campo de batalla. Para un actor es increíble contar con una ayuda así.
Sienna Miller interpreta a Taya, la mujer del militar Chris Kyle (Bradley Cooper) y uno de sus mayores apoyos.
 
¿Qué hizo para prepararse físicamente para el papel?

Entrené durante tres meses. Una de las cosas más importantes fue sentirme cómodo con las armas y escoger bien las que utilizaría en el rodaje para que mi interpretación resultara convincente. Me centré en meterme en la piel y en la mente de un francotirador más que en el entrenamiento que tienen los Navy SEAL, que es algo que me encantaría hacer si fuera capaz de sobrevivirlo... Una vez que me metí en el personaje, no descansé demasiado.

¿Recuerda algún momento especial junto a Eastwood?

Recuerdo que una vez estaba desayunando con él y con la viuda de Chris, acompañada por sus hijos, observando la interacción que había entre ellos mientras Clint llamaba mi atención para ver si yo también estaba viendo lo mismo que él. Fue uno de los muchos momentos inolvidables que viví durante este rodaje porque todos tenemos esa imagen de Clint Eastwood como un tipo duro y verle tan humano y sensible fue algo muy especial para mí.

Al trascender géneros resulta demasiado simple poner a El francotirador el cartel de película de guerra.

Para mí es difícil ponerle un cartel a las cosas. Lo único que hemos intentado es contar la vida de una persona real de la manera más honesta posible, con el deseo de que quien la vea saque algo especial de esa experiencia. No intentamos otra cosa. La historia de Chris Kyle nos pareció algo fascinante que pensamos que se debería ver en la gran pantalla.

Más que una película de guerra, nos encontramos ante una historia sobre los efectos de la guerra.

Sí, yo la veo como un estudio de lo que significa pasar de la realidad del conflicto bélico a tratar con las personas que te quieren para observar cómo una experiencia afecta a la otra. Así vi yo el filme, y espero que el espectador también entienda que no estamos haciendo un análisis de la guerra sino de los efectos de ella, mostrando lo que padece tanto un soldado como el resto de su familia. Chris vive dilemas y batallas internas que mostramos en pantalla. Por tanto, El francotirador no es una película política, sino un filme que analiza y cuenta la vida de un hombre y sus luchas internas, más que externas. Ha sido un privilegio poder relatar esa vida.

¿No cree que la cinta tiene también algo de western?

Sí, en parte está construida como un western, en el sentido de que hay un francotirador que tiene que enfrentarse a otro y al final hay un duelo entre los dos que evoca los que tienen lugar en las películas del Oeste. Me pareció que esa estructura ayudaría a cautivar a la audiencia porque se trata de contar la historia de este hombre de una manera que resulte cinematográficamente interesante para el público.

¿Cómo fueron esos momentos en los que su personaje, en pleno conflicto, está al teléfono con su mujer?

Nunca me olvidaré de esos momentos. Sobre todo, cuando estoy tumbado con el arma en plena faena mientras mi mujer y yo tenemos una conversación íntima. Clint y yo nos reímos mucho de eso...

 

No hay comentarios: