Si la Historia Militar o de las Fuerzas de Seguridad, te apasiona. Si la Militaría es tu afición. Si quieres conocer la Historia, sin valorar ideas ni convicciones políticas, sin tendencias, sin manipulaciones. La Historia Militar, sólo la vivida por sus principales protagonistas, los SOLDADOS que la han padecido.



Seguro que te gustará este Blog

SIGUENOS !!



TODOS LOS DÍAS...Y TAN SÓLO EN UNA ÚNICA PÁGINA. PODRÁS CONSULTAR: NOTICIAS PUBLICADAS EN LOS DISTINTOS MEDIOS, HISTORIA,
EFEMÉRIDES, PROTAGONISTAS, ANÉCDOTAS, FRASES......¡TODO SOBRE LA HISTORIA MILITAR!




lunes, 15 de diciembre de 2014

PARA RODAR Y LEVANTAR UNA MAQUETA PARA LA PELICULA "EL PUENTE SOBRE EL RIO KWAI" HICIERNO FALTA 500 OPERARIOS Y 35 ELEFANTES

«El puente sobre el río Kwai»
 
Gonzalo Naya Formoso
Día 18/11/2014 - 06.28h

Se emplearon 35 elefantes para hacer la réplica del puente


David Lean/Reino Unido, 1957/
El argumento de El puente sobre el río Kwai se cimenta en una historia real sucedida en el año 1943: la construcción por parte de los japoneses de un puente de ferrocarril utilizando prisioneros de guerra australianos, británicos y neozelandeses como mano de obra, con la finalidad de enlazar Tailandia con Birmania. El francés Pierre Boulle había publicado en 1952 el libro Le pont de la rivière Kwai, obra que serviría de base para desarrollar el guión definitivo del film, escrito por Carl Foreman y Michael Wilson.
 

Cartel de la película
 
Capturado en Birmania, el coronel Nicholson se niega en principio a que sus hombres trabajen para los japoneses en la construcción del puente. Pero en vista de la ineficacia que muestran sus captores para levantar la obra, ve una posibilidad de mantener ocupados y con la moral alta a los prisioneros británicos construyendo una infraestructura perfecta.
 

Durante el rodaje de la película en la isla de Ceilán, a las órdenes de David Lean, el equipo técnico tuvo que hacer frente a unas circunstancias muy semejantes a las vividas por los combatientes en la selva. El perfeccionista Lean consideró más conveniente levantar un puente que hacer uso de una detallada maqueta. Su construcción sobre el cauce del río Kelani necesitó el concurso de 500 operarios y 35 elefantes para acarrear los troncos. Cuando llegó el momento de dinamitarlo, y producir el descarrilamiento real del tren, cinco cámaras estaban filmando la acción con el objeto de no perder ningún detalle de cuanto sucedía.
 
La película cuenta con una poderosa banda sonora cuyo tema principal se ha hecho legendario. Como también ha ocurrido con sus principales actores, el británico Alec Guinness, en el papel de Nicholson, el estadounidense William Holden, en el papel de Shears, que dirigirá el comando encargado de volar el puente, y el japonés Sessue Hayakawa, un perfecto contrapunto de Nicholson, que finalmente logra un total ascendiente sobre él.


Año: 1957 / Director: David Lean / Nacionalidad: Británica / Principales actores: Alec Guinnes, William Holden, Sessue Hayakawa
 
 
 
 
LA PELICULA "EL PUENTO SOBRE EL RIO KWAI" A FONDO
 

El puente sobre el río Kwai

 
El puente sobre el río Kwai es una coproducción británica-estadounidense de 1957, del género bélico o de aventuras, dirigida por David Lean y protagonizada por Alec Guinness, Sessue Hayakawa, Jack Hawkins y William Holden en los papeles principales. Basada en la novela homónima de Pierre Boulle.
 
La historia relatada en el filme es ficción, pero recoge la verdadera historia de la construcción de la línea del ferrocarril de Birmania de 1942 a 1943. Fue rodada en el Reino Unido y Ceilán. Ganadora de siete premios Óscar.
 
Los autores del guion, Carl Foreman y Michael Wilson, estaban en la lista negra de la caza de brujas liderada por el senador Joseph McCarthy, acusados de pertenecer a organizaciones comunistas, por lo que tuvieron que trabajar secretamente y su aportación no fue acreditada en la primera versión. Por ello, el premio Óscar al mejor guion adaptado fue a parar únicamente a Pierre Boulle, autor de la novela original. En 1985, la Academia concedió un premio póstumo a los dos guionistas.

Argumento

Durante la Segunda Guerra Mundial, unos prisioneros británicos reciben la orden de los japoneses de construir en plena selva un puente de ferrocarril sobre el río Kwai, en Tailandia. El coronel Nicholson (Alec Guinness), que está al frente de los prisioneros, rehúsa hacerlo aludiendo la Convención de Ginebra que prohíbe el trabajo forzado de oficiales. El comandante japonés Saito (Sessue Hayakawa) desprecia la actitud del coronel Nicholson y lo obliga a permanecer formado a pleno sol, junto al resto de oficiales. Luego de sufrir el encierro en una choza de metal, el coronel es liberado, para júbilo de los soldados prisioneros. El coronel Saito decide continuar con la construcción, pero fracasa. Nicholson que es un típico oficial británico que busca una forma de elevar la moral y las condiciones físicas de sus hombres, ve el puente como una forma de conseguirlo, teniéndoles ocupados en la construcción y sintiéndose orgullosos de la obra. Logra convencer con argumentos técnicos a Saito, quien forzado por el atraso, acepta. Los prisioneros, que habían tratado de boicotear de muchas formas la construcción del puente, reciben la orden de Nicholson de colaborar. Por su parte, un mayor estadounidense, Shears (William Holden), prisionero en el mismo campo, sólo piensa en huir. Lo consigue y logra llegar a las líneas aliadas. En contra de su voluntad, vuelve unas semanas más tarde guiando a una unidad de comandos británicos, bajo las órdenes del mayor Warden (Jack Hawkins), cuya misión es volar el puente construido por los prisioneros, antes de que pase el primer tren japonés, cortando así la línea del ferrocarril, vital para el transporte de suministros del ejército Japonés.

Música

La película contribuyó a popularizar la Marcha del Coronel Bogey, una melodía militar británica que los soldados del coronel Nicholson silbaban al desfilar. Se ha convertido en un clásico de la música del cine. Esta melodía fue seleccionada por Malcolm Arnold para la banda sonora que compuso para la película y por la que obtuvo un premio Oscar.

Historia real

El puente sobre el río Kwai existió y existe hoy en día. La construcción de línea de tren se cobró con la vida de cien mil prisioneros Malayos, Birmanos, Ingleses, Holandeses, Estadounidenses y Australianos y fue destruido por bombas teleguiadas de la aviación estadounidense en 1945. Después de la guerra fue reconstruido.

Enfado de Pierre Boulle

 

Pierre Boulle nunca aceptó que el final de su novela fuese alterado en la película, al margen de otras licencias (minimizar la brutalidad de los japoneses o el racismo de Nicholson). En la novela original, el personaje de Nicholson, enajenado ante la idea de destruir el puente que creó, trata de matar a Joyce y logra impedir la voladura del puente, aunque Warden bombardea con mortero la zona en la que discurre la acción, en parte para dar una muerte rápida a sus dos compañeros de comando (Shear y Joyce) y como venganza sobre Nicholson. Pero el puente nunca llega a caer.
 
Boulle jamás perdonó que se omitiese su final, ya que consideraba que era lo que daba sentido a su obra, porque en el final de la película se podía interpretar que Nicholson cambia de opinión respecto a volar el puente mientras que en la novela no tiene duda alguna.

Polémica con el Oscar

La película ganó entre otros el Oscar al mejor guión adaptado, pero éste no llegó a sus dueños —familiares, realmente, ya que ellos habían fallecido— hasta 1985.
 
El motivo fue que, debido a las listas negras de los años 50, al formar Michael Wilson y Carl Foreman parte de ellas, no podían aparecer en los créditos como guionistas, por lo que se optó por poner a Boulle. Lo curioso es que Boulle tenía una noción mínima de inglés, por lo que era obvio que él no había escrito el guion. Quiénes eran los autores reales era un secreto a voces en Hollywood.
De todas formas, se da la casualidad de que tampoco Boulle lo recogió. En parte por el enfado por la alteración de su obra, pero también porque se enteró de lo que había pasado con los guionistas originales y él no se consideraba autor de guion alguno. Incluso cuando recogió el premio BAFTA, sin saber todavía que le daban el premio a él porque los guionistas «no existían», declaró que se lo daban por su novela, no porque escribiese guion alguno, algo que el estudio justificó para salir del paso aludiendo a la modestia de Boulle.
 
Por lo tanto, quien recogió el Oscar fue Kim Novak en representación del estudio, dándose así la circunstancia de que ni los guionistas ni el novelista —los primeros porque ya habían fallecido cuando se los reconoció oficialmente en 1984 y el segundo porque no quiso— obtuvieron estatuilla alguna por su obra.

Premios

Óscar

La película fue la ganadora de 7 Oscar durante la 30ª gala. También estuvo nominada a «mejor actor de reparto». Recibió los premios a:

Otros premios

Además de recibir los 7 Oscar, El puente sobre el río Kwai recibió otra serie de premios, que fueron:

Curiosidades

 

  • El coronel Saito existió realmente, pero su verdadero carácter distaba del inhumano y cruel personaje del film. El verdadero Saito era un militar que trataba a los prisioneros con respeto. Hasta el punto de que, tras la derrota de Japón, Tossey acudió como testigo al consejo de guerra que el tribunal aliado para crímenes de guerra entabló contra Saito y lo salvó de la horca con sus declaraciones. Cuando Tossey murió, en 1975, Saito viajó a Inglaterra para visitar su tumba.
  • El coronel Nicholson (Alec Guinness) se inspira en la figura real de Philip Tossey, teniente coronel del ejército británico. Prisionero de los japoneses, fingió aceptar el encargo de sus captores para construir el puente, aunque en realidad hizo lo que pudo para sabotear la construcción: desde añadir barro al cemento para debilitarlo hasta infectarlo de termitas que él y sus hombres cogían en la selva.
  • El guion se basa en una novela del escritor francés Pierre Boulle, el cual se inspiró en hechos reales ocurridos en la selva de Thailandia durante la Segunda Guerra Mundial. Los japoneses utilizaron a miles de prisioneros de guerra ingleses, australianos y neozelandeses como mano de obra para la construcción de infraestructuras militares para la invasión de la India británica, entre ellas el puente sobre el río Mae Klong (renombrado Kwa Yai) para el ferrocarril entre Bangkok y Rangoon.
  • Se construyó un puente de madera en plena selva de Ceilán, actual Sri Lanka, sólo para dinamitarlo. Se invirtieron 250.000 dólares y empezaron a hacerlo meses antes de iniciar el rodaje. 500 obreros, 35 elefantes y 8 meses costó levantarlo.
  • En lugar de utilizar una maqueta para rodar la destrucción del puente, Sam Spiegel, productor del film, quiso dar un mayor toque de realismo construyendo un puente y adquiriendo un tren del gobierno local para destruirlos al final de la película.
  • La contratación de Guinness resultó muy complicada hasta el punto de que tras varias negativas del actor británico tuvo que ser el propio Spiegel quien se desplazara a Londres para convencerlo. Más adelante se trasladaron a Tokio para contratar a Sessue Hayakawa. Para la contratación de Holden bastó con enviarle el guion y a la mañana siguiente ya había aceptado, llevándose un 10% de los beneficios en taquilla.
  • El papel del estadounidense fue una imposición de los estudios para aprobar la realización de la película. También exigieron la inclusión de un papel femenino.
  • La película se rodó en la isla de Ceilán y su presupuesto ascendió a 3 millones de dólares.
  • El jefe del poblado que ayuda a los prisioneros era Chakrabandu, quien ayudó en realidad a varios aviadores aliados durante la Segunda guerra mundial, fingiendo trabajar para los japoneses.
  • Un camión de combustible que se incendió en las proximidades del puente, con la dinamita ya colocada en él, pudo haber causado su destrucción sin que pudiese filmarse, pero los soldados del ejército singalés, que protegían el puente de sabotajes, arriesgaron su vida para desviar el camión de las proximidades del puente.
  • Los operarios encargados de filmar la demolición del puente debían dejar las cámaras filmando y ponerse rápidamente a cubierto, haciendo entonces una señal para que se pudiese volar el puente, pero uno de ellos tras guarecerse se olvidó de dar la señal y el equipo de demolición no pudo volarlo, así que el tren atravesó el puente para descarrilar poco después tras chocar con un generador. Tuvieron que trabajar a marchas forzadas para volver a poner el tren en su sitio y en perfecto estado para filmar a la mañana siguiente la secuencia, esta vez sin fallos.

ARCHIVO FOTOGRÁFICO Y COMPOSICIÓN

No hay comentarios: