Si la Historia Militar o de las Fuerzas de Seguridad, te apasiona. Si la Militaría es tu afición. Si quieres conocer la Historia, sin valorar ideas ni convicciones políticas, sin tendencias, sin manipulaciones. La Historia Militar, sólo la vivida por sus principales protagonistas, los SOLDADOS que la han padecido.



Seguro que te gustará este Blog

SIGUENOS !!



TODOS LOS DÍAS...Y TAN SÓLO EN UNA ÚNICA PÁGINA. PODRÁS CONSULTAR: NOTICIAS PUBLICADAS EN LOS DISTINTOS MEDIOS, HISTORIA,
EFEMÉRIDES, PROTAGONISTAS, ANÉCDOTAS, FRASES......¡TODO SOBRE LA HISTORIA MILITAR!




martes, 16 de diciembre de 2014

GAGOMILITARIA NOTICIAS.-LA POLICÍA DA POR TERMINADO EL SECUESTRO DE 40 REHENES EN SIDNEY QUE SE SALDA CON TRES MUERTOS ENTRE ELLOS EL SECUESTRADOR

 El secuestro de 40 rehenes en un café de Sídney termina con tres muertos, incluido el secuestrador

Día 16/12/2014 - 05.42h  

Las otras dos víctimas son una abogada de 38 años y el gerente del local, de 34. Tres mujeres han resultado heridas, una de ellas con herida de bala; también un agente policial

 
 
 
 
 
La Policía australiana ha dado por terminado el secuestro de 40 rehenes en un café de Sídney, que se ha cobrado al menos tres personas muertas y cuatro gravemente heridas. El balance tiene lugar tras la entrada de agentes fuertemente armados en la madrugada del martes en el local, en el que desde hacía 16 horas un hombre de nacionalidad iraní mantenía retenidas a varias personas por motivos que aún se desconocen, según han informado los medios locales. [Así estamos contando en directo la última hora sobre el secuestro en Sídney]
 
Tres personas murieron, el secuestrador y dos rehenes, y cuatro resultaron heridas cuando la policía australiana intervino para liberar a las personas retenidas. El secuestrador, que llegó a tener 17 rehenes, era Man Haron Monis o jeque Haron, un autoproclamado clérigo musulmán de origen iraní, perteneciente a la línea dura y con antecedentes por violencia, que ha protagonizado numerosas protestas en Australia contra la intervención militar en Afganistán, según la Policía.
Las otras dos víctimas eran dos rehenes, una abogada de 38 años y el gerente del local, de 34, que fueron declarados muertos tras ingresar en un hospital, de acuerdo al informe policial. Los heridos son tres mujeres, una de ellas con herida de bala, y un agente policial, que fueron atendidos en hospitales de la zona.
 
El comisario de Policía de Nueva Gales del Sur, Andrew Scipione, ha evitado entrar en detalles sobre las circunstancias de la entrada de la Policía en la cafetería y sobre la posibilidad de que los rehenes fallecidos y heridos se hubiesen visto envueltos en el tiroteo entre agentes y secuestrador.

El responsable policial se ha limitado a decir que la Policía entró en las instalaciones «como resultado de un intercambio de disparos» en el interior y ha descartado la presencia de artefactos explosivos tras la finalización del registro. «No es momento de especular o desarrollar teorías. Vamos a trabajar sobre hechos», ha zanjado Scipione, que ha insistido en la necesidad de llevar a cabo una investigación «detallada». «Necesitamos descubrir lo que ha ocurrido aquí y lo que ha ocurrido dentro de esa cafetería», ha añadido.

Varios rehenes escapan

Antes de que se produjeran los disparos y entraran los agentes, según informa la cadena ABC News, varios de los rehenes habían conseguido abandonar el establecimiento, situado en Martin Place.
Tras los disparos, varios rehenes más han abandonado la cafetería, algunos de ellos con ayuda de personal sanitario y al menos dos de ellos en camillas, sin que por el momento haya detalles sobre posibles heridos.
 
«Es profundamente estremecedor que gente inocente sea retenida como rehén por una persona que reivindica motivaciones políticas», ha señalado el primer ministro australiano, Tony Abbott, desde una comisaría donde sigue los progresos de la operación de rescate.
Las Fuerzas de Seguridad australianas han sido desplegadas a lo largo de la metrópoli a raíz de que se informara que el varón, de unos 49 años, había tomado como rehenes a varias decenas de personas a primeras horas de la mañana. Horas más tarde, hacia las 15.00, se ha conocido su identidad: un clérigo radical llamado Man Maron Monis, que fue acusado en 2013 de ser cómplice en el asesinato de su exmujer, según ha informado el diario «Sydney Morning Herald».
 
«Autodescrito como clérigo, Man Maron Monis, atrajo por primera vez la atención de la Policía cuando escribió cartas ofensivas a las familias de soldados australianos muertos», ha indicado el rotativo australiano en su edición digital.
 
El primer ministro australiano ha evitado en sus dos intervenciones televisadas referirse al «preocupante» suceso como un acto de terrorismo.

«No hay otro Dios que Alá»

Por otro lado, la Policía australiana cerró a primera hora ayer parte del centro de Sídney después de la ocupación del café, en el que se ha visto cómo dos supuestos rehenes, ambos mujeres, han sujetado contra el cristal de la entrada una bandera negra con un texto en árabe en el que se lee «No hay otro Dios que Alá y Mahoma es el mensajero de Dios». La cadena local ABC afirma que no es un emblema del Estado Islámico (EI), sino una shahada o declaración de la fe islámica.
 
afp
La bandera negra
 
Minutos más tarde veían la luz las primeras imágenes, publicadas por el canal «9 News», en las que se mostraban al secuestrador con ropa negra, una mochila y un gorro con lo que parecen inscripciones en árabe.

Sin constancia de españoles retenidos

Por otro lado, el cónsul general en Sidney, Álvaro Iranzo, ha afirmado que no hay constancia de que haya ningún español entre los rehenes, aunque ha dejado claro que hay que ser prudentes porque las autoridades australianas no han facilitado la identidad del secuestrador ni de sus víctimas.
En declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, Iranzo ha explicado que la Policía australiana no utiliza el término terrorista y sólo ha dicho que el secuestrador es «una persona armada con motivación política», aunque las imágenes han permitido ver a dos rehenes obligados a mostrar una banderola negra con una inscripción en árabe, el primer versículo del Corán, que es la profesión de fe de los musulmanes.
 
 

No hay comentarios: