Si la Historia Militar o de las Fuerzas de Seguridad, te apasiona. Si la Militaría es tu afición. Si quieres conocer la Historia, sin valorar ideas ni convicciones políticas, sin tendencias, sin manipulaciones. La Historia Militar, sólo la vivida por sus principales protagonistas, los SOLDADOS que la han padecido.



Seguro que te gustará este Blog



TODOS LOS DÍAS...Y TAN SÓLO EN UNA ÚNICA PÁGINA. PODRÁS CONSULTAR: NOTICIAS PUBLICADAS EN LOS DISTINTOS MEDIOS, HISTORIA,
EFEMÉRIDES, PROTAGONISTAS, ANÉCDOTAS, FRASES......¡TODO SOBRE LA HISTORIA MILITAR!




sábado, 13 de diciembre de 2014

EL PERSONAJE DE LA SAGA DE 007 "MR. Q" SE INSPIRÓ EN UN AGENTE REAL DEL SERVICIO BRITÁNICO....SE LLAMABA CHARLES FRASE-SMITH

El personaje de la saga Bond que existió en la vida real
Día 12/12/2014 - 13.08h

Ian Fleming se inspiró en Charles Fraser-Smith para crear a «Q», el excéntrico inventor que suministraba todo tipo de artilugios al espía

El personaje de James Bond es probablemente el responsable de haber creado en el imaginario colectivo la imagen del espía intrépido y con miles de recursos que le permiten escapar de toda clase de situaciones donde cualquier otra persona acabaría en una muerte segura.
 
Sin embargo, la mayor parte de las aventuras protagonizadas por este personaje con licencia para matar tienen muy poco que ver con la vida real. Prácticamente todo su universo fue fruto de la imaginación del escritor Ian Fleming. Según podemos leer en el blog «io9», Q, uno de los personajes más carismáticos de esta saga está inspirado en un personaje que habitó el mundo real.
 
El mayor Boothroyd, más conocido como Q, es el encargado de diseñar y suministrar al agente 007 los sofisticados artilugios que le permiten llevar a buen fin todas sus misiones. Ahora, un libro desvela la persona real que se oculta tras este entrañable personaje interpretado por el actor
Desmond Llewelyn en diecisiete de las películas de la saga.
 
Según narra el historiador y columnista Ben Macintyre en «Operación Mincemeat», Fleming se inspiró en Charles Fraser-Smith, a quien conoció cuando trabajaba en el servicio de inteligencia británico, para crear el personaje de Q. Al parecer, Fraser-Smith, que fue misionero antes de reconvertirse en espía, era muy aficionado a crear todo tipo de artilugios, como brújulas ocultas en botones, cámaras en miniatura o pequeñas porras ocultas en cordones de zapatos.
De todas las aventuras vividas por el verdadero Q, la más espectacular es precisamente la que da título al libro de Macintyre. Desarrollada durante la Segunda Guerra Mundial, la Operación Mincemeat consistió en convencer al alto mando alemán de que las tropas aliadas tenían previsto invadir los Balcanes y Cerdeña en lugar de Sicilia, que era el objetivo real. La forma de llevarlo a cabo era entregarles documentación secreta falsa, haciéndoles creer que la habían interceptado por accidente.
 
Para ello, debían abandonar en algún punto de la costa española un cadáver vestido como un oficial británico, que portaría los falsos documentos de inteligencia destinados a engañar a los alemanes. Charles Fraser-Smith era el encargado de transportar el cuerpo en un contenedor hermético que evitaría la descomposición del cadáver hasta que pudiera ser depositado en el lugar escogido para llevar a cabo la misión. Un trabajo que, sin lugar a dudas, podría haber llevado a cabo el mismísimo James Bond, aunque siempre acompañado por una hermosa mujer.

Note

No hay comentarios: