Si la Historia Militar o de las Fuerzas de Seguridad, te apasiona. Si la Militaría es tu afición. Si quieres conocer la Historia, sin valorar ideas ni convicciones políticas, sin tendencias, sin manipulaciones. La Historia Militar, sólo la vivida por sus principales protagonistas, los SOLDADOS que la han padecido.



Seguro que te gustará este Blog

SIGUENOS !!



TODOS LOS DÍAS...Y TAN SÓLO EN UNA ÚNICA PÁGINA. PODRÁS CONSULTAR: NOTICIAS PUBLICADAS EN LOS DISTINTOS MEDIOS, HISTORIA,
EFEMÉRIDES, PROTAGONISTAS, ANÉCDOTAS, FRASES......¡TODO SOBRE LA HISTORIA MILITAR!




lunes, 4 de agosto de 2014

ARMAMENTO NO LETAL

Armas no letales, Armas y cartuchería, tactical artículos

Armas no letales


El Departamento de Defensa de los Estados Unidos define las Armas No Letales como armas, dispositivos y municiones que se diseñaron específicamente para incapacitar personas o cosas minimizando la probabilidad de muerte, lesiones permanentes y daños no deseados a personas o medio ambiente.
 
Taser Demo Militar
 
Los efectos que producen las armas no letales sobre las personas son la clave para el desarrollo de las técnicas, tácticas y procedimientos en el curso de una detención, y la eficacia de estas armas no letales son las que evitarán el uso de las armas de fuego minimizando los riesgos de lesión o muerte del agresor, o terceros.
 
El 17 de enero del 2006 se recibió una llamada en la sala del 091 de Palma: un enajenado esgrimía un sable en plena vía pública. Los agentes intentaron disuadirle para que depusiera su actitud pero, en vez de ello, se fue acercando hacia los agentes haciendo intención de atacarles. Los policías insistieron pero el hombre siguió haciendo caso omiso. Entonces uno de los policías efectuó disparos al aire, y cuando el hombre se abalanzaba sobre el otro policía, éste efectuó dos disparos que impactaron en un muslo del demente, que cayó al suelo.
 
El 3 de mayo de 2007 en Malgrat de Mar un esquizofrénico fuera de control esgrimía un pico en su mano amenazando a los transeúntes, a los policías y a los servicios médicos que intentaban tratarle. La policía intentó disuadirle durante horas pero fue inútil. De repente, el enfermo atacó con el pico a un agente de policía, el cual se vió obligado a disparar en defensa propia y fruto de los disparos el agresor murió. Como consecuencia de los disparos el padre del enfermo recibió el impacto de una bala perdida en el abdomen, pero afortunadamente salvó la vida.
 
En ambos casos, los policías actuaron de forma congruente, oportuna y proporcional, y como no podía ser de otro modo, fueron exonerados. Los agentes utilizaron los medios que disponían a su alcance para controlar al individuo, pero lo único que podía salvar la vida era el arma de fuego. Cabe reflexionar, ¿qué hubiera pasado si alguno de los proyectiles que abandonó el arma de fuego hubiera impactado, en vez de en un árbol, en una ventana y hubiera herido a un tercero, como ocurrió en Malgrat de Mar? Eso no cambiaría la sentencia, pero si se es cierto que se hubiera producido un daño colateral no deseado.
 
Si los policías hubieran utilizado un arma no letal, como el Taser o un lanzador de cartuchos de impacto de 40mm, tal vez no hubiera sido necesario el uso del arma de fuego. Y digo “tal vez” porque las armas no letales no garantizan al 100% su efectividad, hay factores externos al arma que pueden provocar que no sea suficientemente eficaz.

Pero en cualquier caso, hubiera valido la pena intentar reducir a ambos enajenados con un arma no letal adecuada a la situación y con el fin de evitar el uso del arma de fuego.
 
En estas circunstancias, y aun disponiendo de armas no letales, las tácticas policiales instan a los agentes a ser protegidos por al menos un arma de fuego. Así, en el supuesto que algo fallara (el arma, el tirador, la munición, etc), se podría controlar al agresor con el arma de fuego para proteger la vida propia y de terceros.
 
Un Arma No Letal de baja calidad o inadecuada puede producir el efecto inverso al deseado: la sensación de falsa seguridad. El agente utiliza su defensa extensible de plástico para repeler una agresión. Debido a la ineficacia de esta, y al no producir efecto alguno sobre el agresor, este se crece y aumenta el nivel de agresión, por lo que el policía se ve obligado a aumentar también su nivel de fuerza para controlar al delincuente, y lo que se hubiera podido controlar con una defensa extensible metálica, precisa de niveles de fuerza superior con el riesgo que conlleva de lesiones e incluso del uso del arma de fuego.
 
La fiabilidad y eficacia de un arma no letal (lanzador no letal de 40mm, la defensa, el spray, el Taser, etc…) utilizada adecuadamente evitarán, la mayor parte de las veces, una escalada de fuerza y también una disminución de heridos y del uso de las armas de fuego.
 
lanzador 40 mm no letal

Para que las armas no letales sean fiables no hay mejor garantía que la calidad contrastada. Para que sean eficaces además de la calidad y el diseño, es imprescindible una buena formación continuada.

Desde aquí felicitamos a todos aquellos Jefes que con buen criterio objetivo han optado por dotar reglamentariamente a sus unidades de Armas No Letales fiables y eficaces, y se han preocupado de impartir una formación de calidad a sus agentes. Esta sabia decisión revierte en notables mejoras en las intervenciones, reducción de agresores heridos, reducción de daños a terceros y una sustancial mejora de la seguridad de los agentes de Policía y de la Guardia Civil.
 
Artículo aparecido en la versión impresa de la revista Tactical 16
 
 

No hay comentarios: