Si la Historia Militar o de las Fuerzas de Seguridad, te apasiona. Si la Militaría es tu afición. Si quieres conocer la Historia, sin valorar ideas ni convicciones políticas, sin tendencias, sin manipulaciones. La Historia Militar, sólo la vivida por sus principales protagonistas, los SOLDADOS que la han padecido.



Seguro que te gustará este Blog



TODOS LOS DÍAS...Y TAN SÓLO EN UNA ÚNICA PÁGINA. PODRÁS CONSULTAR: NOTICIAS PUBLICADAS EN LOS DISTINTOS MEDIOS, HISTORIA,
EFEMÉRIDES, PROTAGONISTAS, ANÉCDOTAS, FRASES......¡TODO SOBRE LA HISTORIA MILITAR!




viernes, 5 de junio de 2015

EL S.O.E SECUESTRA EN CRETA AL GENERAL KREIPE

El secuestro del General Kreipe

El 17 de mayo de 1944, un avión aliado toma tierra en El Cairo. A bordo viaja el General alemán Heinrich Kreipe junto a Patrick Leigh-Fermor y Walter Stanley Moss, dos oficiales británicos que le habían secuestrado en la isla de Creta el 26 de Abril.

El 17 de mayo de 1944, un avión aliado toma tierra en El Cairo. A bordo viaja el General alemán Heinrich Kreipe junto a Patrick Leigh-Fermor y Walter Stanley Moss, dos oficiales británicos que le habían secuestrado en la isla de Creta el 26 de Abril. Pero, ¿cómo llega Kreipe a manos de los aliados?. Para contestar a esta pregunta nos tenemos que remontar a mayo de 1941 cuando tropas alemanas asaltan la isla griega de Creta en la Operación Mercurio. Una vez ocupada, el General Friedrich Wilhelm Müller se hace cargo de la guarnición en agosto de 1942. Müller es conocido por sus métodos represivos contra la población y se gana el apodo de “El carnicero de Creta”. Enseguida se empiezan a generar informes aliados que ponen su punto de mira sobre él y se diseña un plan para secuestrarlo. Los Británicos poseen una unidad llamada “Este” en El Cairo, desde donde se entrenan y envían agentes que operan en Grecia. Allí coinciden varios de los protagonistas de la operación: El Comandante Patrick “Paddy” Leigh-Fermor, un joven oficial de 29 años que habla griego y alemán a quien se le encarga liderar el grupo, el Capitán Stanley Moss, de 23 años, amigo personal de Paddy, y tres agentes griegos del SOE: Manoli Paterakis, Georgi Tyrakis y Mickey “Mickey” Akaumianos. Éste último es un gran conocedor del terreno, puesto que su familia posee una casa cerca de Villa Ariadna, un edificio que hizo construir Sir Arthur Evans (el descubridor del Palacio de Cnosos) y que utilizaba Müller como residencia.
Comandos que participaron en el secuestro de Kreipe
Fuente de la fotografía: patrickleighfermor.wordpress.com

La Operación se pone en marcha: Rumbo a Creta

El día 4 de Febrero se inicia la operación del secuestro con un vuelo desde el aeródromo de Bardia (Egipto) que traslada a Paddy, Moss, Paterakis y Tyrakis hacia Creta, concretamente a un lugar conocido como “la meseta de los 20000 molinos de viento”, en donde les estaban esperando un grupo de partisanos griegos. Cuando llegan a su destino hay un banco de niebla que solo permite saltar a “Paddy”. El piloto realiza varios intentos pero finalmente se ve obligado a regresar con los demás ocupantes. Han de pasar varias semanas para poder realizar otro vuelo que vuelve a fracasar por el mismo motivo por lo que se decide que los comandos llegarán por mar a la isla. La noche del 4 de Abril se realiza el desembarco y “Paddy” les informa que pocos días antes el General Müller es reemplazado por el General Kreipe, por lo que cambian el objetivo de la misión. Se ponen en marcha y llegan a la población de Kastamonitsa, donde “Mickey” les proporciona documentación falsa. Allí se separan momentáneamente: Todos se ocultan en una cueva cercana excepto “Mickey” que lleva a “Paddy” a una casa que su familia posee cerca de Villa Ariadna, lugar de residencia del General. Durante unos días observan todo lo relacionado con su seguridad y sus costumbres (horarios de entrada y salida, emplazamiento, guardias..etc). Entablan amistad con varios soldados y buscan la mejor localización para realizar el secuestro.
 
El domingo de pascua, “Paddy” regresa con el grupo y les comunica que el lugar escogido para la acción es una curva cerrada de la carretera que une Ano Archanes con Cnosos. Su trazado es idóneo ya que tiene unas zanjas laterales en las que pueden disimular un cable que active una luz cuando aparezca el vehículo. Además, un grupo de partisanos vigilará la zona y se hará cargo de cualquier contratiempo que se pueda producir. El 21 de Abril se dirigen a Skalani en donde se refugian hasta el día previsto. Se ha decidido que sean “Paddy” y “Moss” quienes paren el coche del General, por lo que se desplazan junto a “Mickey” a la curva para ultimar los detalles. Se tiende el cable en las zanjas y se repasan una y otra vez las posiciones. Durante la espera, se compran productos en el mercado negro y la hermana de “Mickey” arregla los dos uniformes de policía militar que llevarán puestos los ingleses, que se han cortado el pelo al estilo alemán para caracterizarse mejor.
La curva en donde se realiza el secuestro
Fuente de la fotografía: harz-saale.de

El Secuestro de Kreipe

Y por fin llega el gran día: El 26 de Abril sobre las 21:30h Kreipe se dirige de vuelta hacia su residencia. Cuando el vehículo pasa cerca de donde está escondido “Mickey”, éste activa la señal y los dos ingleses encienden una linterna roja: El chófer pregunta al General si debe parar. Kreipe asiente y “Paddy” se acerca a la ventanilla para solicitar su pase de circulación. Esto indigna a Kreipe quien baja del coche preguntándole si no le conoce, momento en el que “Paddy” dice: “Mi General, es Vd prisionero de los ingleses”. Un hombre lo reduce mientras Moss golpea al chofer con una porra. Sin perder tiempo Moss y “Paddy” suben en los asientos delanteros y ponen al General detrás custodiado por dos hombres. En ese punto “Paddy” teme por la vida de Albert Fenske -el chófer- y les advierte a los hombres que han de custodiarlo que la idea que tiene es la de realizar el secuestro sin derramamiento de sangre y les arranca el compromiso de respetar su vida. Abandonan al chofer con los partisanos y se ponen en marcha. Tras ir superando un total de 22 controles llegan a Drosia, donde se separan: Unos llevan al General en dirección a Anoya, mientras “Paddy” y un partisano siguen conduciendo hasta llegar a la costa en donde abandonan el vehículo, dejando en su interior un gorro, colillas marca “Player’s”, una novela de Agatha Christie y una nota explicando que el secuestro lo realizan comandos ingleses sin ayuda de población local.
 
La idea de dejar allí el coche es hacer creer que ya han abandonado la isla a bordo de un submarino. De hecho Moss quiere apuntalar esta idea y envía a un emisario con la misión de contactar con el SOE para solicitar el lanzamiento de octavillas sobre la isla informando del éxito de la misión y de la llegada del General al Cairo. Entretanto, la tardanza del General en llegar a Villa Ariadna ha disparado las alarmas y se inicia un amplio dispositivo de búsqueda: Más de 30.000 hombres y aviones de reconocimiento rastrean la isla. Por la mañana del 27 de Abril se distribuye una octavilla amenazando a la población civil con represalias (no era la primera vez que los alemanes utilizaban este método) y a mediodía una patrulla de tráfico alemana encuentra el coche.
 
Octavilla alemana distribuida tras el secuestro
“A los habitantes de Creta: En la noche pasada, el General Kreipe ha sido raptado por unos bandidos. Es muy posible que lo tengan escondido en las montañas. La población debe saber donde se encuentra. Si en el plazo de tres días no se le pone en libertad, todos los pueblos rebeldes de la zona de Heraclión serán destruidos. Por otra parte, se dictarán severas medidas contra la población civil”.
Fuente de la fotografía: harz-saale.de

Traslado del General por varias localizaciones: El Monte Ida y la cabaña de Yerakari

El señuelo parece surtir efecto porque 24 h. después de iniciarse la búsqueda ésta se suspende, aunque se vuelve a activar cuando un confidente asegura que el General aún se encuentra en la isla. Caminan de noche y se ocultan en cuevas durante el día. No utilizan senderos sino que van por rutas de montaña. El grupo deja atrás la comarca de Anoya y se refugia en una cabaña de pastores en donde son muy bien recibidos y se les ofrece una comida a base de cordero asado, queso y vino. Allí pueden descansar todo el día hasta reanudar la marcha ya que han acordado un punto de reunión con los partisanos que estaban a cargo del chofer. Llegan al lugar y tras una espera ven aparecer a los hombres pero sin el conductor. Cuando son preguntados contestan que ha muerto en un tiroteo con soldados alemanes aunque años más tarde se sabe que fue apuñalado y enterrado bajo un montón de piedras. La marcha prosigue varias jornadas y llegan a una cueva del monte Ida, un lugar de nieves perpetuas en donde las condiciones se endurecen.
 
Travesía del grupo por las nieves del Monte Ida
Fuente de la fotografía: harz-saale.de
 
Un mensajero llega al cabo de unos días y les comunica que en breve llegará un comando que les guiará hasta la costa, en donde una embarcación recogerá al General. Mientras tanto, las tropas alemanas estrechan el cerco y obligan al grupo a desplazarse. La playa donde está prevista la entrega se encuentra tomada y se busca una nueva localización. “Paddy” parte para buscar una estación de radio desde donde logra comunicar el nuevo lugar previsto al SOE, mientras los demás prosiguen camino en dirección a Yerakari. Kreipe se encuentra exhausto y le facilitan una montura con la que tras varias horas de camino llegan a una cabaña en donde se reunen de nuevo. En aquella cabaña, y mientras contempla el amanecer, Kreipe empieza a recitar en latín “Vides ut alta stet nive…” son los primeros versos de la oda Ad Thaliarchum de Horacio.“Paddy” le escucha sorprendido y recita las siguientes estrofas del mismo, lo que crea un vínculo entre ellos que supera la situación que están viviendo.
El General Kreipe en el escondite del Monte Ida
Fuente de la fotografía: harz-saale.de

Final del secuestro y llegada a El Cairo

La fecha prevista del 9 de mayo se ha de cancelar puesto que los alemanes siguen ocupando la playa, y el grupo se desplaza en dirección Rodakino, donde el litoral es más escarpado y estaba menos vigilado. Durante esta travesía, la mula que lleva al General tropieza y cae al suelo y como consecuencia Kreipe se fractura el omoplato derecho. El grupo se separa de nuevo debido al fuerte dispositivo: Unos conducen al General por un camino más abrupto pero menos vigilado, “Paddy” y los restantes miembros siguen por una ruta más corta hasta un barranco muy cercano a la costa. A la tarde se reúnen de nuevo y sobre las 22:00h escuchan el motor de una embarcación. Suben a las lanchas y son recibidos con bocadillos de langosta y ron. Se inicia una travesía de 24h que les lleva al puerto de Marsa Matruh. Allí prestan ayuda médica a Kreipe y cuando ya se encuentra más recuperado de sus heridas sube junto a “Paddy” y a Moss a un avión que lo lleva directamente a El Cairo, donde pasa a manos británicas. Kreipe fue trasladado a Londres para ser interrogado. Desde Londres se le traslada a un campo de prisioneros en Calgary, Canadá. Tras unos meses es devuelto de nuevo a Inglaterra, a un campamento hospital en Shugborough Park donde fue tratado de diabetes antes de trasladado al campo de prisioneros de Island Farm. Fue liberado en 1947 y falleció en Northeim, Alemania el 14 de junio de 1976. Como curiosidad apuntar que en 1972 se reencontró con sus captores en un programa de la televisión griega.
Llegada del General Kreipe a El Cairo
Fuente de la fotografía: harz-saale.de
 
En breve publicaremos un post en el apartado multimedia con todas las fotografías que hemos encontrado sobre esta operación. Durante el tiempo que duró la misma, “Paddy” y otros miembros documentaron la travesía con varias imágenes que os ofreceremos para que podáis haceros una idea de lo que supuso esta operación y las dificultades que tuvieron que superar para finalizarla con éxito.
 
HISTORIASSEGUNDAGUERRAMUNDIAL

No hay comentarios: