Si la Historia Militar o de las Fuerzas de Seguridad, te apasiona. Si la Militaría es tu afición. Si quieres conocer la Historia, sin valorar ideas ni convicciones políticas, sin tendencias, sin manipulaciones. La Historia Militar, sólo la vivida por sus principales protagonistas, los SOLDADOS que la han padecido.



Seguro que te gustará este Blog

SIGUENOS !!



TODOS LOS DÍAS...Y TAN SÓLO EN UNA ÚNICA PÁGINA. PODRÁS CONSULTAR: NOTICIAS PUBLICADAS EN LOS DISTINTOS MEDIOS, HISTORIA,
EFEMÉRIDES, PROTAGONISTAS, ANÉCDOTAS, FRASES......¡TODO SOBRE LA HISTORIA MILITAR!




miércoles, 12 de noviembre de 2014

GAGOMILITARIA NOTICIAS.-LA TENIENTE CORONEL MÉDICO ANA BETEGÓN SANZ ASUME EL MANDO DE LA FORMACIÓN SANITARIA ROLE 2 EN HERAT, LIDERADA POR ESPAÑA

'Ana Betegón.

He atendido a demasiadas víctimas'

 

La teniente coronel médico Ana Betegón Sanz se desplazará a Herat (Afganistán) para asumir el mando de la formación sanitaria Role 2 (Hospital) en la Forward Support Base de Herat liderada por España. Es la primera vez que una mujer de nuestras Fuerzas Armadas es la responsable de una misión de este nivel.
 ¿Cuándo tomará el mando de su nueva responsabilidad sanitaria en Herat?
Está previsto para primeros de noviembre. Por motivos de seguridad no debemos concretar la fecha de los vuelos.
Sin duda, este será el destino más relevante, será la primera vez que una mujer militar española ocupa un cargo de mando en una misión internacional, y en Afganistán. Para llegar a esto, ¿cuál ha sido su trayectoria?
Fui de las primeras que entré en el Ejército, en el año 90. No pude entrar como carrera militar porque entonces no estaban autorizadas las mujeres. Estudié Medicina y luego tuve la opción de entrar en el Ejército y me dije 'a por ello'. Soy de la tercera generación de mujeres en las Fuerzas Armadas.
 
¿Y su progresión?
 
Entré en el año 90 y salí de teniente en julio de 1991. Arranqué en El Goloso, brigada acorazada, en Colmenar Viejo.
 
¿Ha estado ya en misiones internacionales?
 
Claro. Mi primera misión fue en Italia, en 1998. Iba de apoyo a los F-18 que actuaban Bosnia y Mostar. Después he participado en las misiones en Afganistán en 2002, 2005, 2007, 2009, 2011. Esta será la sexta vez que voy.
 
Y hasta ahora, en aquel país, ¿cuáles han sido sus funciones?
 
Siempre he estado como medecal, de médico de aeroevacuaciones; es como el 112 de aquí, pero en un país hostil. Vamos armados, llevamos una ametralladora en el helicóptero y vamos con otro helicóptero que nos da apoyo. Cuando se activa medecal es que hay un incidente con heridos. El helicóptero sale a recoger a los heridos y nos los traemos al hospital.
 
¿Cuántas veces le ha tocado atender heridos?
 
Muchas, muchísimas, demasiadas, sin duda, demasiadas. Y algún muerto que otro de los nuestros, también. Y eso no se olvida. Ahora iremos hacia allí, confiando y rezando para que no pase nada.
 
En esta misión no le tocará la atención directa con las víctimas.
 
No. Ahora voy de jefa. Es un honor ir de jefe de hospital. Me sentiré quizá extraña porque soy una persona de más actividad, de salir a atender. Pero para que eso funcione alguien tiene que estar organizando. Ser la primera mujer que va a mandar un hospital dentro de las Fuerzas Armadas y encima en una misión tan especial como la de Afganistán siempre es y será un orgullo.
 
¿Cuál es el despliegue que estará bajo su batuta?
 
En el hospital estamos como unos 30 españoles más los norteamericanos. Tenemos allí un doble equipo quirúrgico que es de EEUU. Lo que pasa es que estas dotaciones americanas van y vienen. No tenemos nunca un número fijo porque dependen de sus necesidades en la propia Afganistán.
 
Y usted, ¿también será la jefa de estos militares americanos?
 
Yo mando a los americanos, a los que están en el hospital. Van bajo mi dependencia, claro.
 
¿Cuánto tiempo estará al frente de esta misión?
 
Calculo que unos dos meses y medio. Más o menos.
 
Y su familia, ¿cómo lo ve?
 
Está acostumbrada. Mi marido es teniente coronel veterinario. También ha ido seis veces ya a Afganistán. Nos vamos turnando. Siempre se queda uno en España. Nunca hemos querido coincidir porque siempre puede pasar algo. Yo, cuando ocurrió lo del Yakolev, teóricamente tenía que volver en ese avión pero me adelantaron el regreso al vuelo anterior. Imagínate que fuéramos los dos y nos ocurriera algo a los dos. Tengo dos hijas. Una de ellas está haciendo la carrera militar, en la academia de Zaragoza, en Infantería. Y la otra, en Veterinaria, con idea de entrar luego también en el Ejército. Nos han visto a nosotros disfrutar con lo que hacemos y eso marca. Es que lo nuestro es un oficio.
 
¿Qué espera encontrarse allí?
 
Lo que espero encontrarme es algo que no he hecho nunca, que es mandar. Muchas reuniones, mucho contacto directo con el mando... Es un puesto muy representativo. El Role es una unidad muy importante dentro de la base. Da mucho apoyo a lo que es la policía afgana, el ejército afgano... Y tengo que tratar con afganos que, quieras o no, a las mujeres nos miran de manera especial.
 
Hasta ahora iba como un médico y atendía. Ahora, la jefa.
 
Exacto. No les gusta demasiado tratar con mujeres. Al principio tuvimos problemas con los afganos por ser mujeres. Se les daba opción de ser atendidos por hombres. Pero con el tiempo tuvieron que ser atendidos también por mujeres. Llegó un momento en el que se les dijo 'o te veo yo, o te veo yo', sin opciones. Y sino, allí está la puerta. Y entonces entraron en la normalidad. Porque, al final, lo que quieren es que se les aplique la sanidad, quieren médicos españoles. No creo que ahora esa situación sea un problema.
 
Lo suyo, sin duda, es muy duro. Ha estado casi en primera línea. Atender a gente que muere...
Sí, es duro, pero cuando logras atender y sacar a la gente de la zona de riesgo y los llevas al hospital, ves que merece la pena, que con tu labor puedes salvar a la gente, es una gran recompensa.



No hay comentarios: