Si la Historia Militar o de las Fuerzas de Seguridad, te apasiona. Si la Militaría es tu afición. Si quieres conocer la Historia, sin valorar ideas ni convicciones políticas, sin tendencias, sin manipulaciones. La Historia Militar, sólo la vivida por sus principales protagonistas, los SOLDADOS que la han padecido.



Seguro que te gustará este Blog

SIGUENOS !!



TODOS LOS DÍAS...Y TAN SÓLO EN UNA ÚNICA PÁGINA. PODRÁS CONSULTAR: NOTICIAS PUBLICADAS EN LOS DISTINTOS MEDIOS, HISTORIA,
EFEMÉRIDES, PROTAGONISTAS, ANÉCDOTAS, FRASES......¡TODO SOBRE LA HISTORIA MILITAR!




viernes, 10 de octubre de 2014

LA CRUZ DE SAN ANDRÉS...EL RECUERDO DEL IMPERIO ESPAÑOL QUE LUCE CON ORGULLO EL EJÉRCITO DEL AIRE

Así recuerda el Ejército del Aire al Imperio español en todos sus aviones
 

Día 07/10/2014 - 13.02h

La Cruz de Borgoña está presente en la cola de las aeronaves del Ejército. Un símbolo que servía para identificar a España en tiempos de la Casa de los Austrias

La Cruz de Borgoña, que aparece pintada en la cola de todas las aeronaves del Ejército del Aire, representa el símbolo que identificaba a la España imperial: la Cruz de Borgoña. Los historiadores indican que la primera vez que se pintó la Cruz de Borgoña sobre un aeroplano fue a principios de la Guerra Civil Española por orden del general Franco sobre un fondo blanco, al tiempo que hizo desaparecer la bandera tricolor de la II República, el 8 de agosto de 1936.
 
Según el historiador Jesús Salas Larrazabal en su libro «La guerra de España desde el aire: Dos ejércitos y sus cazas frente a frente», el bando Nacional buscaba con esta medida evitar las equivocaciones y derribos no deseados como el que se produjo en esas fechas con el Breguet-19 de Sevilla, tripulado por el teniente Jesús Lassala Liñan y el cabo Ros Alberti.
 
Desde la llegada de la dinastía de los Austrias en el siglo XVI, que a su vez estaba emparentada con la Casa de Borgoña, la Cruz de San Andrés fue adoptada para identificar a los soldados españoles. En tierra, esta bandera ondeó quizá por primera vez como insignia española en la batalla de Pavía en 1525 (aunque las aspas rojas eran lisas, sin nudos), y es la más característica de las utilizadas por los tercios españoles y regimientos de infantería del Imperio español durante los siglos XVI, XVII, XVIII y comienzos del XIX.
 
Tras la Guerra de Sucesión, el bando ganador, los Borbones, fue desplazando paulatinamente este símbolo, aunque algunas unidades militares han mantenido la enseña hasta la actualidad, que representa el martirio de San Andrés. Según una tradición muy antigua, San Andrés fue crucificado en Patrás, capital de la provincia de Acaya, en Grecia. Lo amarraron a una cruz en forma de X y allí estuvo padeciendo durante tres días, los cuales aprovechó para predicar e instruir en la religión a todos los que se le acercaban.

No en vano, el símbolo fue adoptado en el Ejército del Aire poco tiempo después de la creación de esta fuerza en España. Así, aunque nuestro país ya contaba con fuerzas aéreas desde prácticamente principios de siglo XX, no fue hasta agosto de 1939 cuando se creó el Ministerio del Aire y el 7 de octubre se otorgó el grado de Ejército del Aire. La flota de aviones de este primer ejército aéreo estaba compuesta por las aeronaves que habían combatido en la guerra, en muchos casos pertenecientes a la Legión Cóndor alemana. En 1940, el Ejército del Aire contaba con aproximadamente 172 aviones de caza y 164 bombarderos, de los que 13 eran junkers-52 de transporte.
 
Este martes, 7 de octubre, el Ejército del Aire cumple su 75 aniversario. Para conmemorarlo, celebra el próximo sábado 11 de octubre un festival aéreo en la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), que estará abierto a todos los ciudadanos. En el mismo, se espera la presencia de representantes de la Casa Real, la Presidencia del Gobierno, el Ministerio de Defensa, todos los ejércitos de las Fuerzas Armadas.
 
Así recuerda el Ejército del Aire al Imperio español en todos sus aviones
Ejército del aire
Cuatro helicópteros Colibrí de la Patrulla Águila en formación

La Escarapela rojigualda de los aviones

Además de la Cruz de Borgoña, los aviones militares españoles incluyen en su parte de atrás la escarapela (divisa redonda compuesta de varios colores) con las tonalidades de la bandera española: el color rojo y el amarillo. La llamada escarapela aeronáutica o cucarda se utiliza como distintivo para indicar la nacionalidad en los aviones que, debido a la velocidad que alcanzan, no pueden arbolar distintivos en su forma tradicional.
No obstante, la Escarapela española como símbolo nacional data de la Guerra de Independencia, e inicialmente era únicamente de color rojo, como la que llevaban los militares desde el siglo XVII (por ejemplo, la que porta don Juan de Austria en el retrato donde aparece junto a su león tras la batalla de Lepanto). A finales del siglo XIX se sustituyó por una escarapela bicolor a imitación de los colores de la bandera nacional.

No hay comentarios: